Rajoy da cinco días a Puigdemont para confirmar si declaró la independencia

Ajustar Comentario Impresión

"En caso de no atenderse el presente requerimiento, el Gobierno de la Nación, en cumplimiento de sus funciones atribuidas por la Constitución, propondrá al Senado la adopción de las medidas necesarias para el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales y para la protección del interés general, al amparo de lo dispuesto en el artículo 155 de la Constitución española para restaurar el orden constitucional y estatutario vigente".

"Es así de fácil y se entiende muy bien (...) No es lo mismo que alguien, en este caso el presidente de un gobierno autonómico, declare la independencia, en cuyo caso el gobierno tiene que actuar, que no la declare".

Rajoy compareció la tarde de ayer en el Congreso para dar su punto de vista sobre la situación en la región de Cataluña, horas después de enviar un requerimiento oficial al presidente de esa comunidad autónoma, Carles Puigdemont, para que aclare, con el lunes 16 de octubre como límite, si declaró la independencia en su Parlamento, reseñó Efe.

El presidente catalán ha acusado al Gobierno español de ignorar sus llamados al diálogo después de que le advirtió el miércoles de abandonar su impulso por la independencia o enfrentar la suspensión de la autonomía regional.

"No hay nadie aquí que pueda pensar que lo que ocurrió (el martes) en el Parlamento de Cataluña (.) fue algo normal, razonable y propio de un país democrático", subrayó.

Aseguró que, pese a todo, se puede dialogar de cuestiones como la calidad de los servicios públicos, de cómo financiarlos y de qué manera mejorar el marco de convivencia "entre todos".

"No es posible establecer un diálogo para acordar sobre lo que está expresamente prohibido en el artículo 2 de la Constitución: negociar sobre la titularidad de la soberanía que corresponde al conjunto de los españoles y sobre la indivisibilidad de España".

Las palabras del Presidente español fueron respaldadas por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal de la oposición, y los liberales de Ciudadanos, en las intervenciones posteriores de sus representantes parlamentarios.

El líder Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, se comprometió, junto a Rajoy, a impulsar el mecanismo y abordar la reforma de la Constitución.

En rechazo frontal a la posición del presidente español se manifestaron los diputados de las formaciones independentistas Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Partido Demócrata Europeo de Cataluña (PDeCAT), quienes le reprocharon su "empeño" por mantener la unidad de España a toda costa. "Los catalanes, más idiotas que los corsos", titula la portada.

Según el diario El País, aunque el símbolo colocado sobre el mantel blanco que cubre la mesa tras la cual se sitúan los "independentistas" encapuchados retratados por la revista es el del FNLC, la imagen también recuerda a la escenografía que montaba la banda terrorista ETA para hacer sus demandas.

La crisis institucional en la cuarta mayor economía de la zona euro, que ha provocado una fractura en la sociedad catalana y española, se disparó tras el referéndum no autorizado celebrado el pasado 1 de octubre, agitando los mercados y provocando un verdadero éxodo de sedes de empresas de la región y un creciente interés internacional por el conflicto.