España celebra su fiesta nacional marcada por la crisis en Cataluña

Ajustar Comentario Impresión

Con una marcha en la que participaron cerca de 65.000 personas, según la policía local, se gritaron este jueves consignas en contra a los dirigentes catalanes que buscan la independencia.

Miles de personas salieron hoy a la calle en Barcelona para celebrar la Fiesta Nacional y reivindicar la unidad de España en plena tensión independentista en Cataluña, dos días después de que el Gobierno regional dejara en suspenso una declaración de secesión que mantuvo en vilo a todo el país.

En Barcelona también se celebró la fiesta nacional de España.

Una protesta separada de unos 200 seguidores de grupos de extrema derecha y nacionalistas españoles finalizó en el cerro Montjuic de Barcelona con discursos y la quema de una "estelada", la bandera no oficial de Cataluña que se ha convertido en un símbolo para los separatistas catalanes.

Los manifestantes portaron banderas españolas y catalanas, y muchos de ellos vistieron camisetas moradas con el lema "respeto" escrito por delante y "Somos españoles". Los asistentes lanzaron duras críticas contra el presidente catalán, Carles Puigdemont, debido a la crisis con el gobierno central por sus intenciones de proclamar la independencia.

El vicepresidente del ejecutivo regional, Oriol Junqueras, empleó también la red social para enviar un mensaje a Rajoy: "Un diálogo sincero es el ruego de la comunidad internacional y lo que espera Catalunya, no la confrontación y nuevas amenazas". Las Fuerzas Armadas celebran además su día.

Varias municipalidades catalanas anunciaron que ignorarían el feriado y trabajarán como un día normal. Los contrarios a la consulta la boicotearon. Ante una posible secesión, esta región de 7.5 millones de habitantes está altamente polarizada.