La historia del "brujo" que llevó "el Chiqui" Tapia a Quito

Ajustar Comentario Impresión

Lo describen como un personaje energético y fue recomendado por Juan Sebastián Verón con el objetivo de llevar buenas energías al plantel en este momento decisivo.

El procedimiento fue el siguiente: con la anuencia del presidente del organismo del fútbol argentino, Verón le pidió a Claudio Gugnali y a Julián Camino, glorias de Estudiantes que trabajan en el club, que fueran en busca de Valdez y lo escoltaran hasta Ezeiza, donde el lunes tomó un avión que lo trasladó hasta Quito. Sin embargo, la Selección contó la ayuda espiritual de Manuel, un "brujo" que viajó a Ecuador para cortar el maleficio.

Hoy se define todo y Argentina está sobre la cornisa para poder clasificar al próximo Mundial en Rusia, los ojos del mundo estarán en Quito a la espera de lo que pase entre Ecuador y Argentina, los albicelestes dependen de sí mismos para asegurar la respesca, con una victoria en Ecuador asegurarían el 5to lugar.

Su historial en Estudiantes de La Plata lo hizo ganar laureles para ser el elegido de eliminar cualquier tipo de mala fortuna que esté sobrevolando por el aire de la Selección tras toparse con el empate ante Venezuela y Perú. Ahora bien, el brujo Manuel podrá actuar con sus gualichos para favorecer a la Selección nacional o perjudicar a algún competidor directo, como Chile. "A veces me hace llorar".