Con 'golpes' y 'amenazas' llega TLC a cuarta ronda

Ajustar Comentario Impresión

Las conversaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lanzadas en agosto para modernizar el acuerdo vigente entre Estados Unidos, México y Canadá desde hace 23 años, coinciden con la visita a la Casa Blanca del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien se reunirá en la tarde con el presidente Trump. "De otra forma no creo que podamos negociar un buen acuerdo", dijo Trump en una entrevista publicada este martes por la revista estadounidense Forbes.

Trump reiteró sus preferencias a los acuerdos bilaterales: "Puedes hacerlo de esta manera y hacer mucho más negocios, y si no funciona con un país les da una notificación de 30 días, y renegocias o no lo haces".

El canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo el martes que su país sólo seguirá en el TLCAN si conviene al interés nacional, en medio de persistentes amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de abandonar el pacto si no obtiene más beneficios para su país.

"(Los canadienses) somos su mayor cliente", añadió Freeland.

La senadora Layda Sansores lo cuestionó por intervenir en el conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte, y Videgaray le respondió que se trata de una "interpretación selectiva" de los hechos, porque "no se nos acusa de servilismo cuando vamos en contra públicamente en Naciones Unidas de la posición de Estados Unidos".

"Hay varias propuestas que son píldoras venenosas puestas todavía sobre la mesa que podrían condenar todo el tratado", alertó el líder empresarial durante un discurso en la capital mexicana. Con dicha cláusula el gobierno de EU quiere revisar el Tratado cada cinco años, para verificar que si no responde a sus intereses se revisaría de nuevo, lo que refleja que todo debe actuar a su favor para que continúe, y en ello México saldrá perdiendo, por lo que nuestro país no debe continuar con el TLCAN, debido a que ni le ha favorecido, dado el bajo crecimiento alcanzado, y los problemas de desindustrialización, de subempleo, de pérdida de autosuficiencia alimentaria, como por los bajos salarios y los altos niveles de endeudamiento existentes, y menos se revertirá ello con las condiciones que EU quiere imponer en estas renegociaciones. "Creo que es una demanda demasiado exigente", dijo Wendy Cutler, directora de políticas de Asia Society en Washington y exjefa negociadora de Estados Unidos del acuerdo comercial de Transpacífico que fue cancelado por Trump.

Asimismo, destaca que el grupo ha discutido repetidamente en las últimas semanas que el TLCAN es fundamental para industrias de Estados Unidos como la agrícola y la manufacturera.