Gobernador de Florida declara alerta por tormenta Nate

Ajustar Comentario Impresión

En Costa Rica, además de los muertos, hay 17 personas desaparecidas y los damnificados ya suman 7.000; en Honduras, por su parte, se mantienen en alerta amarilla los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Cortés, Islas de la Bahía, Ocotepeque, Copán, Lempira, Intibucá y Olancho.

El gobierno costarricense decretó emergencia nacional para agilizar la liberación de fondos, ordenó la suspensión de clases en todas las escuelas del país y dio asueto a los servicios públicos no esenciales, mientras los cuerpos de socorro se desplazaban por todo el territorio para atender emergencias.

En Nicaragua, la tormenta llega después de dos semanas de lluvias constantes que han dejado el suelo saturado y los ríos crecidos.

"La emergencia nacional rige para todo el país, esperamos que nos permita gestionar de manera más rápida la atención" del desastre natural, dijo a periodistas el presidente Luis Guillermo Solís.

Las víctimas fatales incluyen a dos trabajadores agrícolas nicaragüenses, de 21 y 23 años, que vivían en una finca en la localidad oriental de Llano Grande de Cartago, según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica.

El otro gran peligro de Nate son sus vientos de tormenta tropical, que se extienden hasta 90 millas (150 kilómetros) desde su centro.

"Esta es una alerta", dijo la primera dama y vicepresidenta, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno, tras advertir que el nivel del agua de la represa Las Canoas alcanzó los 121,05 metros sobre el nivel del mar, superior al máximo preestablecido de 119,5 metros sobre el nivel del mar.

El Aeropuerto Internacional de Toncontín, ubicado en Tegucigalpa, capital de Honduras, canceló algunos vuelos este sábado a causa del mal tiempo provocado por el efecto que dejó el paso de la tormenta tropical Nate, ahora convertida en huracán de categoría 2 y ubicado muy cerca de EUA.

Más de 80 albergues fueron habilitados y ya hay más de 5.000 personas que debieron abandonar sus casas por inundaciones o riesgo de deslave, indicó Iván Brenes, director de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Los cantones sureños de Pérez Zeledón, Buenos Aires y Coto Brus quedaron aislados por la inundación de las rutas de acceso, señaló Brenes.