Encuentra Google indicios de injerencia rusa en YouTube y Gmail: WP

Ajustar Comentario Impresión

Facebook y Twitter ya admitieron haber vendido publicidad a agentes rusos sin saberlo, ahora Google, dueña de YouTube, parece haber hecho lo mismo (Archivo) Por su parte Twitter cerró 201 cuentas asociadas al IRA y divulgó un gasto de 274.100 dólares de parte de la cadena estatal rusa RT, considerada un órgano de propaganda, en publicidades en la plataforma durante 2016.

De acuerdo con un reporte publicado en el diario The Washington Post, Google encontró evidencias de que agentes rusos compraron anuncios en sus plataformas para tratar de influir en la opinión pública estadounidense durante la elección presidencial de noviembre de 2016.

Los anuncios en YouTube, Gmail, el buscador y otros productos de la compañía no parecen provenir de la misma entidad vinculada al gobierno ruso que gestionó publicidad en Facebook, lo que podría sugerir que que los esfuerzos de Rusia en torno a una campaña de desinformación están más diseminados de lo que se creía, señaló el medio.

Google es la plataforma de anuncios en la Web para más grande del mundo.

Interrogado por AFP, un portavoz de Google se limitó a indicar que el grupo "tenía una serie de normas muy estrictas en materia de contenidos patrocinados, límites sobre los objetivos de los contenidos políticos patrocinados y la prohibición de orientar contenidos en función de la raza y la religión". "Estamos profundizando para investigar los intentos de abusar de nuestros sistemas, trabajar con investigadores y otras compañías y ofrecer asistencia a las investigaciones en curso".

A pesar de que la propia firma había desmentido el mes pasado a The Washington Post que hubiese actividad propagandística en su plataforma, la compañía inició una investigación, obedeciendo así, al igual que otros gigantes tecnológicos, a la presión del Congreso de Estados Unidos.

Google ha evitado en su mayor parte el nivel de escrutinio dirigido a su compañero de Facebook Silicon Valley, que entregó más de 3,000 anuncios respaldados por Rusia al Congreso a principios de este mes.

El papel de Facebook se extiende más allá de los anuncios a los tipos de historias falsas (fake news) que aparecieron en el News Feed de sus usuarios.