Macabro: encuentran la cabeza de la periodista sueca desaparecida

Ajustar Comentario Impresión

Los buzos encontraron el viernes en la bahía de Køge, a unos 50 km al sur de Copenhague, la cabeza y las piernas de la periodosta sueca Kim Wall, que murió cuando fue a entrevistar al inventor danés Peter Madsen en agosto a bordo de su submarino.

La cabeza ha sido hallada junto con las piernas de la periodista en una bolsa rellena de objetos pesados, según ha declarado el portavoz de la investigación, Jens Moller Jensen, en rueda de prensa recogida por la cadena TV2.

Las dos piernas fueron localizadas después, así como "La cabeza que encontraba también en bolsa, que fue igualmente lastrada con múltiples piezas de metal". Este ingeniero autodidacta, obsesionado por la conquista del mar y del espacio, afirma ser inocente, a pesar de los numerosos indicios en su contra. Todo esto se suma a la revelación realizada por el fiscal Jakob Buch-Jepsen, quien comentó que en el ordenador de Madsen se encontraron vídeos de mujeres ejecutadas y torturadas.

El pasado 10 de agosto, Peter Madsen embarcó en el UC3 Nautilus, un submarino que él mismo había diseñado y construido, con Kim Wall, una periodista independiente que quería entrevistarlo. Por la noche, el compañero de la reportera alertó a la policía al no tener noticias suyas. © Alvaro Pulido Vargas© Alvaro Pulido mulher-mulher.com Madsen dijo que este disco duro no le pertenecía, dando a entender que varias personas tenían acceso a su taller. En un primer momento, Madsen dijo que la periodista había desembarcado con vida en la isla de Refshaleoen, en Copenhague, la noche del 10 de agosto. © Alvaro Pulido www.entornointeligente.com Foto: AFP / TOM WALL Acusado de asesinato y ultraje contra la integridad de un cadáver, Madsen, de 46 años, está detenido desde el 11 de agosto. Resbaló y tuvo que dejar el portillo, de 70 kilos, que cayó sobre la cabeza de la periodista, haciéndola caer brutalmente. Pero la acusación sostiene que Madsen mató a Wall para satisfacer sus fantasías sexuales, y que después mutiló el cuerpo.

Kim Wall es una periodista independiente.

La talentosa periodista trabajaba como freelance con base en Nueva York y Beijing, y había publicado artículos en periódicos como The Guardian y The New York Times, entre otros.