Una modelo publica fotos desconcertantes de su fallido tatuaje ocular

Ajustar Comentario Impresión

Su deseo era tatuarse el ojo de violeta y por eso, la mujer perdió la vista de ese ojo. Una modelo canadiense, Catt Gallinger, es habitual cambiar su cuerpo con los tatuajes, tiene en total 25 y admitió que modificar su cuerpo es parte de su vida. No por el tatuaje, sinó por un error médico, una infección y por arriesgarse a algo peligroso sin tomar recaudos.

Día después que la joven se sometió a esta intervención, su globo ocular rechazó el líquido púrpura haciéndole perder la visión por completo, es por ello que la modelo en su cuenta de Facebook recomendó a sus seguidoras a no realizar este tipo de tatuajes. Hace un mes decidió alterar el blanco de sus ojos por un tono violeta -su color preferido- por medio de una inyección de pigmento directamente en el globo ocular. Cada vez es una técnica más popular entre los aficionados a la modificación corporal.

A través de diferentes videos y fotografías en su perfil mostró el resultado del tatuaje y cómo se fue poniendo su ojo tras las reacciones adversas que aparecieron días después cuando empezó a expulsar un líquido morado acompañado de hinchazón y un fuerte dolor. La modelo indica en su página en Facebook que los médicos contemplan someterla a una posible operación quirúrgica para retirarle el resto de la tinta, mientras no le aseguran con certeza que pueda recuperar su visión. Nosotros estuvimos saliendo por un mes, pero lo conozco desde hace años.

Estos efectos fueron causados por tinta no diluida y una inyección excesiva practicada con una aguja demasiado grande en escasos puntos de inyección, explica Gallinger en su primera publicación sobre el caso.

Oftalmólogos expertos consideran que el procedimiento implica muchos riesgos para la salud y no lo recomiendan.