Mató a bebé, y murió acribillado

Ajustar Comentario Impresión

Un hombre, que acababa de ser liberado de un hospital psiquiátrico, decapitó a una niña de 18 meses de edad y circuló por las calles de Astrakhan, al sur de Rusia, con la cabeza de la pequeña en su mano.

Mikhail Elinsky, de 42 años, también apuñaló a su sobrina, la madre de la niña, que quedó con lesiones abdominales pero sobrevivió al ataque, según el informe de The Independent. Tras cometer el homicidio salió a la calle, y con armando con un cuchillo amenazó a policías que intentaron detenerlo.

Hace seis años, Elinsky había recibido una condena por matar a una mujer estando ebrio. Posteriormente, fue trasladado a un hospital de la zona, pero murió horas después. "De repente la cogió, se la llevó a la cocina, cerró la puerta y empezó a cortarla", contó la madre, como cita el portal mencionado. "Traté de detenerlo y corrí a la cocina, pero me clavó el cuchillo en el estómago", describió la joven herida identificada como Tatiana.

La mujer revela que había pedido a las autoridades no liberar a Elinsky puesto que conocía que era un peligro para su familia y la sociedad.

Hace seis años, el hombre cuchillo había matado a una dependienta en la misma ciudad, apuñalándola repetidamente con un cuchillo cuando él estaba borracho. Por este caso, se le diagnosticó esquizofrenia paranoide y fue recluido en un hospital psiquiátrico de alta seguridad donde se le proporcionó medicación diaria.