Rep. Dominicana eleva alerta y ordena evacuaciones ante avance de huracán María

Ajustar Comentario Impresión

María avanza ahora hacia las Islas Turcas y Caicos con vientos de hasta 205 kilómetros por hora y categoría de intensidad 3.

El séptimo huracán de la temporada en la cuenca atlántica y cuarto de categoría mayor, alcanzó a Puerto Rico menos de dos semanas después de que la región sufriera el impacto de Irma, otro ciclón de categoría mayor, que causó tres muertos en la denominada Isla del Encanto.

Puerto Rico se declaró en mayo de 2017 en el mayor proceso de quiebra jamás lanzado para una entidad local estadounidense.

"El San Juan que conocíamos ayer ya no existe", dijo a MSNBC.

María tocó tierra esta mañana en la costa sureste de Puerto Rico como huracán de categoría 4 y vientos de 250 kilómetros por hora, y atravesó durante horas toda la isla en dirección noroeste.

No obstante, señaló que la evacuación en la isla es voluntaria, por lo que llamó a las personas a acudir a los refugios de forma inmediata.

En ese escenario de serios problemas, pasó a comienzos de septiembre el huracán Irma y, ahora se espera que lo haga María, el que podría ser, según algunos meteorólogos, el más devastados de su historia reciente. El gobernador de Puerto Rico dijo a la CNN que un hombre perdió la vida tras ser golpeado por escombros arrastrados por el viento.

Noemi Aviles Rivera, una maestra de 47 años que ya vivió a los huracanes Hugo en 1989 y Georges en 1998, no negó tener miedo, al ser la primera vez que enfrenta un huracán de esta magnitud. Esta indicó que con el ojo del huracán podría llegar una calma, pero es temporera, por lo que las personas deben permanecer resguardadas.

El director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Abner Gómez, dijo en una conferencia de prensa a media jornada que el todo Puerto Rico estaba sin electricidad.

"Hay zonas en Puerto Rico donde se acumula mucha agua y también está el peligro de las marejadas ciclónicas.

Así que estamos empezando ahora el proceso y vamos a trabajar con el gobernador y el pueblo de Puerto Rico", dijo.

También un bueno número de viviendas que están situadas junto a ríos, arroyos, cañadas y cerca del mar, muchas de ellas de construidas de manera precaria con madera y zinc, han sufrido con los efectos de María.

"Uno va por la calle y de verdad siente la preocupación de la gente, porque no es solo lo que pase con el huracán, que ya de por sí es grave, sino por lo que pueda pasar después", asegura Aldarondo.

El vórtice de este meteoro se localiza aproximadamente a 85 kilómetros al noreste de Punta Cana, República Dominicana, y continuará alejándose de Puerto Rico durante las próximas horas.