Acusan a la policía de secuestrar y perseguir a mapuches — Chile

Ajustar Comentario Impresión

La audiencia comenzó alrededor de las 10:30 horas de este domingo en el Juzgado de Garantía de Temuco en medio de fuertes medidas de seguridad, tanto de Gendarmería como de Carabineros.

La jueza Luz Arancibia dispuso un receso para buscar a un traductor de mapudungun y tras el reinicio, la fiscalía comenzó a entregar los antecedentes y pruebas recopiladas en una investigación de seis meses que vincularían a los detenidos con hechos de violencia en la macrozona del conflicto mapuche.

Un total de ocho dirigentes y comuneros mapuches fueron detenidos en un operativo que se extendió este sábado por las regiones del Biobío, La Araucanía y Los Ríos, en el sur de Chile, por su presunta vinculación a la quema de casi una cincuentena de camiones, informaron hoy fuentes policiales.

En una redada llevada a cabo ayer llamada Operación Huracán, se logró desarticular la cúpula de ambas organizaciones, dijeron fuentes judiciales citadas por la agencia de noticias EFE. Durante este sábado, además, fueron apresados del mismo modo otros siete activistas mapuche: Ernesto Llaitul (hijo de Héctor), Jaime y Rodrigo Huenchullán, David Cid Aedo, Martín Curiche, Claudio Leiva y Fidel Tranamil. ONU califica de deplorable condiciones de indígenas en Chile La CAM aseguró que la situación es una grave vulneración de derechos, acusando a la policía de secuestrar a Llaitul por haber sido llevado de su casa sin orden judicial ni dando a conocer las razones para su aprensión.

Más adelante, el 28 de agosto, ardieron otros 29 camiones de una empresa que daba servicios a la industria forestal en la localidad de San José de la Mariquina, en la región de Los Ríos, a 790 kilómetros al sur de la capital.

El 19 de agosto se registró un ataque incendiario que dejó 18 camiones destruidos. Los detenidos pertenecen a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) o al grupo Weichan Auka Map, que se adjudicó varios atentados incendiarios en el sur de Chile.