'María' se convierte en huracán y amenaza al Caribe

Ajustar Comentario Impresión

Las islas del este del Caribe se preparan para enfrentar otro potencial desastre.

Se emitieron alertas de huracán para las islas de Guadalupe, Dominica, St. Kitts, Nevis, Montserrat y Martinica; y por tormenta tropical para Antigua y Barbuda, Saba, San Eustaquio y Santa Lucía. Además se activaron avisos por huracán para Islas Vírgenes de Estados Unidos y Británicas, San Martín, San Bartolomé y Anguilla.

La tormenta tropical denominada 'María', que se dirige a las Antillas Menores y Puerto Rico, se convirtió en huracán de categoría 1 según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés). Se prevé que deposite entre 15 y 30 centímetros (6 a 12 pulgadas) de lluvia en las islas, con más carga en áreas alejadas. Cada isla tiene una población de una 400.000 personas. Indicó que las clases fueron suspendidas para el lunes y que los empleados del gobierno trabajarán medio día.

Menos de 90 minutos después, el centro de la tormenta, descrito por el CNH como "potencialmente catastrófico", pasó casi directamente sobre Dominica, en una trayectoria que lo llevaría sobre Puerto Rico el miércoles, según los últimos boletines de la agencia.

Se espera que el ciclón María llegue a la isla con categoría 4 entre este martes y miércoles.

En República Dominicana, el Centro de Operaciones Emergencias comenzó el domingo los preparativos y brigadas trabajan en la limpieza de las carreteras afectadas por Irma. Se espera que azote al Caribe oriental a última hora del lunes.

La previsión de abundantes lluvias preocupa a las autoridades dominicanas, debido a la saturación de los suelos tras las precipitaciones causadas por el huracán Irma, que afectó el país hace solo dos semanas sin ocasionar graves daños, y una vaguada posterior.

"El pueblo de Puerto Rico siempre puede contar con el apoyo de Cuba", aseguró el presidente del Icap, Fernando González, uno de los Cinco Héroes cubanos, condenados por espionaje en Estados Unidos. También preparaba refugios ante posibles evacuaciones.

En Puerto Rico, María dejó sin electricidad a la gran mayoría de la isla y provocó el desbordamiento de varios ríos y dejó al menos un muerto, mientras que la cifra de fallecidos en la isla de Guadalupe asciende a por lo menos 14 y en Guadalupe se registraron dos decesos más por culpa del ciclón.

Continúa moviéndose a 19 kilómetros por hora en dirección noroeste, y mantiene vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora, de modo que continúa siendo un peligroso fenómeno de categoría 3.