Rex Tillerson alerta que EEUU podría cerrar la embajada en Cuba (+VÍDEO)

Ajustar Comentario Impresión

De esta manera se confirma que el Gobierno de Trump está considerando cerrar la recientemente reabierta Embajada de Estados Unidos en La Habana luego de una serie de incidentes inexplicables que afectan la salud de los diplomáticos estadounidenses en Cuba.

De acuerdo a reportes médicos, al menos 21 estadounidense han sufrido alguna clase de daño en La Habana, sin que se determinen las causas o responsables.

Cuestionado en el programa "Face the Nation" sobre la carta de los senadores, Tillerson respondió: "Lo tenemos bajo evaluación".

Tillerson afirmó que el asunto es "muy serio" y que el Departamento de Estado ha organizado el retorno a casa de algunas de las personas afectadas. Hemos traído a casa a algunas de esas personas. Algunos tienen dificultades para concentrarse o para recordar cosas recientes. Otras víctimas no escucharon nada pero luego desarrollaron síntomas.

Tillerson una vez llamó a los eventos "ataques de salud", pero el Departamento de Estado ha utilizado desde entonces el término "incidentes". Cuba está representada en la ONU pero es poco probable que Trump se vaya a reunir con funcionario cubano alguno.

Los Estados Unidos no han identificado ni un culpable ni un dispositivo. Los investigadores han manejado la hipótesis de ondas sónicas, un arma electromagnética o una misión de espionaje fracasada, dijeron a The Associated Press fuentes estadounidenses enteradas de las pesquisas. El viernes, cinco senadores republicanos le escribieron a Tillerson pidiéndole no solo que cierre la embajada sino también que expulse a todos los diplomáticos cubanos en suelo estadounidense. Tras seis meses de negociaciones, las dos naciones establecieron relaciones diplomáticas el 20 de julio de 2015 y la USINT pasó a ser Embajada de los Estados Unidos en La Habana.

Por su parte el director de Asuntos Bilaterales para los Estados Unidos, Yuri A. Gala López, y el subsecretario adjunto de la Comisión Nacional de Defensa y Seguridad, Abel González Santamaría, encabezaron la delegación cubana.