La monja Asunción es la nueva imputada en el caso Próvolo

Ajustar Comentario Impresión

Según destacaron fuentes judiciales, no quedará detenida.

El fiscal Gustavo Stroppiana la imputó por participación secundaria y -al igual que otros ex trabajadores del establecimiento- se la responsabiliza por omisión (no haber denunciado ni dado aviso ante la probable comisión de los ataques mientras estuvo al frente, pese a los posibles indicios).

La mujer trabajó en el Próvolo mendocino entre 1997 y 2007, y ya había declarado en el contexto de la causa reciente (en noviembre del año pasado).

Según trascendió, entre los nuevos imputados se encuentran ex directoras, psicólogas, celadores y personal docente del instituto.

Este miércoles quedó imputada la monja Asunción Concepción Martínez en la causa por abusos y corrupción de menores en el Instituto Antonio Próvolo. Esta vez la religiosa que se suma a la ya detenida japonesa, es de nacionalidad argentina, Asunción Martínez, quien está siendo investigada como "partícipe primaria por omisión" de los delitos de abuso sexual con "acceso carnal gravemente ultrajante agravado".

Los arrestados son dos sacerdotes -el octogenario Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, de en torno a 55 años- y tres empleados del instituto.