Corea del Norte despertó alarma mundial al disparar un misil contra Japón

Ajustar Comentario Impresión

Trump, de su lado, insistió que las amenazas del régimen de Kim solo desestabilizan al mundo y hacen que ellos se aíslen del resto de la comunidad internacional, y no dudó en decir, antes estas pruebas, que todas las opciones están "sobre la mesa".

La agresividad de este lanzamiento de Misil contiene el mensaje de que Pyongyang puede alcanzar y sobrevolar Japón, estrecho aliado de EU, y llegar a las Islas Guam, con las bases militares norteamericanas más grandes del Pacífico.

El canciller Heraldo Muñoz condenó, a nombre del Gobierno de Chile, el nuevo lanzamiento de un misil norcoreano que sobrevoló territorio japonés antes de caer en el Pacífico. "Japón y Estados Unidos están completamente de acuerdo en este tema", dijo Abe en declaraciones recogidas por la cadena estatal NHK.

El presidente estadunidense, Donald Trump, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, acordaron aumentar la presión contra el régimen de Pyongyang, después de que un misil norcoreano sobrevolara el archipiélago nipón.

En la misma línea, el portavoz del mando conjunto de las fuerzas surcoreanas, el oficial Roh Jae-chon, advirtió de que Corea del Norte se enfrentará a represalias si continúa con sus ensayos armamentísticos, y señaló que el nuevo test supone "otra flagrante violación" de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Los primeros indicios apuntaban a que el misil iba con dirección al mar de Japón, impactando a unos 1.180 kilómetros al este de la isla de Hokkaido, la segunda más importante del país.

Horas antes Corea del Norte amenazó a Estados Unidos con "hundir todo su territorio bajo el agua" en caso de que Washington intentara invadir el país asiático, en medio de las incesantes tensiones entre ambas partes.