Televisa, riesgo para fusión AT&T-Time Warner

Ajustar Comentario Impresión

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) impuso condiciones a AT&T para la compra de Time Warner en México con el objetivo de impedir que se coluda con Sky, empresa de Grupo Televisa, y así evitar que incurran en conductas que dañen a las demás empresas de televisión de paga.

Sky México y la nueva compañía tendrán que mantenerse separadas nivel de consejeros y personal relevante, mientras HBO seguirá operando como una compañía diferente en la provisión de canales para TV paga.

A diferencia de en otros países latinoamericanos, AT&T no posee una operación propia de televisión paga en México, ya que comparte Sky con Televisa, quien sigue siendo el principal accionista del operador de TV vía satélite.

El Ifetel también ordenó la separación de HBO LAG de las operaciones de Time Warner en la provisión de canales para TV de Paga e impuso obligaciones de atender todas las solicitudes de acceso a canales que Time Warner reciba de los proveedores de la TV de Paga y a negociar en condiciones competitivas.

"La concentración sólo podrá realizarse si las partes aceptan todas las condiciones establecidas por el Pleno del IFT. El cumplimiento de las condiciones se sujeta a la verificación del IFT y el Pleno sancionará los incumplimientos, incluso con la orden de desconcentrar lo autorizado", apuntó el Instituto.

Añadió que "la fusión de nuestras dos compañías unirá el mejor contenido premium del mundo con las redes que permitirán distribuir ese contenido a cada pantalla, de la manera en que el consumidor lo desee".

"Apreciamos el trabajo realizado tanto por Cofece como por el IFT para revisar, analizar y aprobar la fusión de AT&T y Time Warner", dijo David McAtee, vicepresidente ejecutivo senior y consejero general de AT&T.

El comunicado señaló que AT&T y Time Warner "aún esperan que el cierre de la transacción se dé a finales de 2017".

AT&T cerró en octubre del año pasado un acuerdo para adquirir Time Warner, propietaria de las cadenas de televisión CNN y HBO, así como de los estudios Warner Bros, en una operación valuada en 85 mil 400 millones de dólares.

Y en 2014 anunció que se desprendía también de la firma Time Inc., editora de la revista del mismo nombre.