Pekín pide contención a Washington y Pyongyang

Ajustar Comentario Impresión

Con esa frase Donald Trump ratificó este jueves su advertencia a Pyongyang, dos días después de haber prometido responder con "fuego y furia" a las amenazas constantes hechas por el gobierno de Kim Jong-un en contra de su país.

Trump expresó que quizás su comentario anterior sobre la posibilidad de desatar "fuego y furia" sobre los norcoreanos no fue suficiente.

A Corea del Norte "más le vale que guarde la compostura o estará en problemas como pocas naciones lo han estado", dijo el presidente a reporteros en su club de golf de Nueva Jersey, donde está de vacaciones. Además, un vocero oficial norcoreano precisó que su país pondría en práctica ese plan de ataque "en cualquier momento" una vez que Kim Jong-un tomara esa decisión.

Joseph Bermúdez, un especialista en temas de defensa e inteligencia de Corea del Norte, publicó fotos en el prestigioso blog "38 North" del Instituto estadounidense-norcoreano de la universidad Johns Hopkins, las cuales podrían mostrar los preparativos de una prueba de un misil balístico lanzado por un submarino (SLBM).

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha dicho que Rusia está muy preocupada por el aumento de las tensiones entre EE UU y Corea del Norte y ha recordado que Moscú se opone a que Pyongyang posea armamento nuclear.

"El Consejo de Seguridad Nacional (NSC, según sus siglas en inglés) instó al Norte a suspender inmediatamente todas las actividades que puedan incrementar la tensión en la Península Coreana", reveló el portavoz de la oficina presidencial surcoreana, Park Soo-hyun.

De acuerdo al informe, los misiles atravesarán el cielo de las prefecturas japonesas de Shimane, Hiroshima y Koichi para cubrir la trayectoria hacia el sur de "3.356,7 kilómetros en 1.065 segundos (casi 18 minutos) antes de tocar tierra en los 30-40 km de Guam". La preocupación por parte de mandatarios ha sido inmediata.

Australia anunció que intervendrá si Corea del Norte comienza actividades hostiles. Hasta la fecha, estas medidas no han logrado hacer que Corea del Norte se siente a la mesa de negociaciones.