Este fin de semana se verán estrellas potentes

Ajustar Comentario Impresión

Debido a que los meteoros del cometa Swift-Tuttle salen de la constelación de Perseo, a esta lluvia de estrellas se la denomina "Perseidas".

Las Perseidas se muestran todos los años en agosto, cuando la Tierra se aventura a través del sendero de escombros dejados por el cometa 109P/Swift-Tuttle. A esta velocidad, incluso el más pequeño fragmento de polvo produce una vívida estela luminosa -un meteoro- al desintegrarse.

"Incluso con la Luna iluminando el cielo, la intensidad de las perseidas está asegurada con una actividad en su máximo que se mantiene alta y aproximadamente constante -entre 70 y 130 meteoros/hora- en los últimos diez años".

El principal inconveniente a la hora de avistar las perseidas será, un año más, la contaminación lumínica. En palabras de Cooke, la mejor manera de disfrutar de este espectáculo es desde un lugar abierto, con la mayor parte de cielo visible que sea posible.

Además, sus estrellas fugaces son las más brillantes y se observan incluso en algunas zonas urbanas.

La Luna menguante puede emitir estas noches un destello fuerte que dificultaría la visibilidad de estos meteoros fugases, pero solo disminuye la cantidad que se puede observar, quizá de las 100 por hora se pueda observar la mitad.

Para los aficionados de estos eventos astronómicos, cabe recordar que los lugares oscuros, despejados, lejos de iluminación artificial, son los más adecuados para evidenciar estos fenómenos, y que no es necesario ningún telescopio u otro equipo especial. Los expertos también aconsejan utilizar otros puntos que sirvan como guía en el cielo, tales como las constelaciones de Tauro, la Osa Menor o Andrómeda.

"Este año tenemos una Luna que sale a medianoche y hará que no sea tan espectacular como el año pasado que no hubo Luna".

La lluvia de estrellas fugaces también será retransmitida en el canal de Sky Live, gracias a la colaboración del Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas (CETA-CIEMAT), el Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).