El presidente chino pide a Trump "contención"

Ajustar Comentario Impresión

Después de varios días de escalada dialéctica y amenazas cruzadas de ataques bélicos entre Washington y Pyongyang, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, mantuvieron hoy una conversación telefónica para abordar la crisis de Corea del Norte.

Personas al tanto de los contactos dicen que las interacciones no han servido hasta ahora para reducir las tensiones generadas por los avances en los programas nuclear y misilístico norcoreanos, que ahora alientan los temores de un enfrentamiento militar, pero dicen que las conversaciones tras bambalinas podrían servir de base para negociaciones más serias, incluso sobre las armas nucleares norcoreanas, si Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un desisten de la retórica belicosa de los últimos días y respaldan el diálogo.

Un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmara que su país está "listo para el combate" contra el régimen comunista, el gobierno norcoreano afirmó que 3,5 millones de ciudadanos solicitaron unirse a las Fuerzas Armadas, divulgó ayer el diario estatal Rodong Sinmu.

El oro tocó máximos de dos meses el viernes, en su cuarta sesión consecutiva de alzas, ya que los inversores buscaron activos seguros por la incertidumbre generada por las crecientes tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Los funcionarios lo llaman el "canal de Nueva York".

Yun es el único diplomático estadounidense en contacto con cualquier contraparte norcoreana.

Donald Trump amenazó esta semana a Corea del Norte que si continuaba con sus amenazas de ataques podría enfrentarse a un "fuego y furia como el mundo nunca antes ha visto".

"Tenemos otros medios de comunicación abiertos a ellos, sin duda para escucharlos si dicen que quieren hablar", dijo recientemente en una reunión en Filipinas sobre seguridad asiática días atrás.

El plan contempla la renuncia de Corea del Norte a nuevas pruebas de misiles y, a cambio, Estados Unidos y Corea del Sur dejarían de realizar maniobras militares a gran escala en la región.

El Departamento de Estado no hizo declaraciones sobre la diplomacia de Yun.

Trump ha criticado en reiteradas ocasiones a China, el principal socio de Corea del Norte, por "no hacer nada" para resolver ese conflicto.

El canciller se refirió al intercambio reciente de amenazas entre Washington y Pyongyang.