ANC se solidariza con el presidente Maduro ante sanciones de EUA

Ajustar Comentario Impresión

El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso ayer una nueva ronda de sanciones económicas contra ocho funcionarios venezolanos, entre ellos Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez, por su papel en "la ilegítima" Asamblea Nacional Constituyente, ANC.

El jefe de Estado recordó los continuos llamados al diálogo realizados por el oficialismo durante el 2016, que fueron atendidos por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en noviembre, donde se logró "que la derecha venezolana se sentara nuevamente donde siempre ha debido estar" y destacó que "muy pronto" logrará que haya una "mesa de diálogo" y "entendimiento" por Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó ayer que su gobierno se subordina a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que el pasado miércoles aprobó un decreto que obliga a los demás poderes públicos a acatar sus decisiones.

Chacao es un bastión de la oposición y fue epicentro de las protestas antigubernamentales de los últimos cuatro meses.

Los asambleístas (todos chavistas) ofrecían a la vez una estruendosa ovación en el Palacio Legislativo, en un salón adjunto al que usa para reunirse habitualmente el Parlamento de mayoría opositora.

Al menos 23 alcaldes opositores han sido blanco de la justicia oficialista.

La Constituyente ha dejado claro que actuará con rapidez siguiendo las órdenes de Maduro, tras sustituir el sábado a la fiscal general Luisa Ortega Díaz con Tarek William Saab, una figura leal al gobierno, y crear una Comisión de la Verdad que tendrá un poder inusual para procesar casos e imponer sentencias. Desde ahora, el organismo impulsado por el chavismo podrá autorizar o desautorizar a los candidatos de oposición que se presenten en las próximas elecciones de gobernadores regionales.

Así lo indicó la presidenta del órgano plenipotenciario, Delcy Rodríguez, quien también preció que el referido decreto tiene entre sus objetivos fundamentales: preservar la seguridad pública, la paz y la soberanía nacional.

A pesar de las crecientes críticas internacionales, Maduro se ha mantenido firme en su presión para que la Constituyente siga adelante y convocó para el martes en Caracas a una reunión especial de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, una coalición de izquierda integrada por 11 naciones latinoamericanas.