Declaran estado de emergencia en Virginia debido a las protestas

Ajustar Comentario Impresión

La policía en el estado de Virginia, declaró estado de emergencia en la ciudad de Charlottesville horas antes de una marcha de extremistas nacionalistas blancos.

Durante la concentración se enfrentaron brevemente con detractores en el campus de Charlottesville de la Universidad de Virginia, según confirmó un comunicado de la presidenta del centro universitario, Teresa Sullivan.

Entre ellos había hombres vestidos con ropa militar y portaban escudos.

La polémica marcha "Unir a la derecha" concentra hoy a cientos de blancos supremacistas en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee. Se esperaba la asistencia de miles de personas.

Cientos de supremacistas blancos, algunos al ritmo de soflamas nazis, marcharon esta pasada noche con antorchas por las calles en el preludio de un encuentro convocado para este sábado, que contará con la presencia de figuras de la nueva extrema derecha norteamericana, como Richard Spencer.

Varias personas han sido atendidas por heridas leves al resultar rociadas con espray de pimienta, de procedencia desconocida, y al menos una persona no identificada ha sido arrestada, de acuerdo con el medio local "Daily Progress".

El grupo de los manifestantes acudió la noche de este viernes al campus con antorchas para celebrar la decisión de un juez federal de permitir la manifestación, lo que desembocó en choques violentos con estudiantes y donde tuvo que intervenir la policía.

Entre opositores y manifestantes, se espera que se reúnan en la pequeña ciudad a 300 kilómetros al suroeste de Washington más de 2.000 personas en el que es descrito como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EEUU", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.

Debido a los enfrentamientos, se desplegó a más de mil agentes de seguridad estatales, y el gobernador del estado, el demócrata Terry McAuliffe, pidió a los ciudadanos mantenerse alejados.