Sarahah, la "app de la honestidad"

Ajustar Comentario Impresión

Hasta la fecha, las aplicaciones de mensajería anónima suben como la espuma, pero de la misma forma desaparecen por las fuertes críticas polémicas que despiertan al convertirse en vehículo de acoso digital, uno de los grandes problemas de internet.

Sarahah, desarrollada en Arabia Saudí por el programador Zain Alabdin Tawfiq y lanzada en febrero pasado, se ha convertido en una de las aplicaciones más populares para teléfono Android y iPhone del momento, pese a no contar con millonarios fondos o una tecnología extremadamente compleja. Sin embargo se ha viralizado rápidamente entre los jóvenes por la dinámica de la misma, ya que, su característica distintiva de "enviar mensajes anónimamente" es lo que ha orillado a miles de usuarios, a abrir sus cuentas para conocer "cómo es que los percibe el mundo" o en caso contrario, buscar personas en específico y poder mandar textos de forma incógnita.

La simple lógica detrás de la aplicación estaba ideada para una premisa práctica y útil: "ayudarte a descubrir tus fortalezas en áreas de mejora mediante la recepción de impresiones de empleados y amigos de una manera privada".

Preocuparse por saber qué piensan los demás de uno parece ser más importante de lo que se creía, ya que una nueva aplicación -que consiste en que cualquier persona ingrese al enlace del usuario y le envíe un mensaje de manera anónima- está revolucionado las redes sociales.

Actualmente, los creadores ya se encuentran trabajando en métodos que no permitan este tipo de actos y pueda cumplir con su propósito inicial. La popularidad de la aplicación se debe a que Snapchat permitió a sus usuarios compartir vínculos.

Del mismo modo Askfm, un sitio web creado con el mismo fin de recibir y enviar mensajes anónimos, se cree que fue el canal utilizado para empujar a varios adolescentes al suicidio por comentarios ofensivos y hostigamiento, algo que la empresa intenta corregir con normas de uso.