Revelan el negocio que liga a Rafa con narcotraficante

Ajustar Comentario Impresión

Mediante un trabajo en conjunto con la Procuraduría General de la República y la Agencia de Investigación Criminal, Raúl Flores Hernádez lograron la captura del presunto delincuente el día 20 de julio del presente año en el Estado de Jalisco.

La PGR y ahora el Gobierno de la Ciudad de Méxicoconfirmaron que el narcotraficante Raúl Flores Hernández se encontraba preso en el Reclusorio Sur, pero fueron autoridades capitalinas las que dieron a conocer, minutos más tarde, que el capo ya se encuentra en el penal federal de El Altiplano.

Indicó que Flores Hernández en el año 2013, ingresó al Cefereso número 4 del Noroeste, por su probable responsabilidad en los delitos de Delincuencia Organizada y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, obteniendo su libertad en el año 2015.

Es requerido en Estados Unidos para ser procesado por el delito de Asociación Delictuosa para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína. Destaca que este hombre de acuerdo a las autoridades de la PGR y la DEA es tan importante como El Mayo Zambada, El Azul o los grandes operadores financieros de los cárteles de la droga en México. Aunque opera independientemente, Flores Hernández conserva alianzas estratégicas con el liderazgo del cártel de Sinaloa y el cártel Jalisco Nueva Generación.

Según el Departamento del Tesoro, el cantante y fubolista mexicanos tienen una relación de varios años con Flóres Hernández, y han actuado en su nombre y a nombre de sus empresas, incluso tenían activos a su nombre.

Aunque el defensa mexicano ya negó las cosas, el caso del narcotraficante sigue relacionado con el futbol de México, pues Flores Hernández fue dueño de los Guerreros de Autlán, con razón social Club Deportivo Morumbí, el cual habría sido una de sus principales fuentes para el lavado de dinero.