"Será una pelea dura, pero en buenos términos" — María Eugenia Vidal

Ajustar Comentario Impresión

"Están preocupados porque se llevaron la plata de la provincia", le dijo a su interlocutor televisivo.

En una nueva aparición en los medios, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, se preguntó por qué la candidata a senadora bonaerense por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, no contesta preguntas. Ni los gobernadores, y se podría decir, el Gobierno nacional de Mauricio Macri estarían dispuestos a renunciar a un solo peso. Ayer, los mandatarios ratificaron su compromiso por darle gobernabilidad, pero exigieron que sea "un ida y vuelta". "Me banca y me apoya porque sabe que es un reclamo justo. Yo no quiero ser presidente en 2019", aclaró la gobernadora.

La provincia de Buenos Aires pide que se elimine el tope de 650 millones de pesos del Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense impuesto en 1996. En caso de un fallo a favor las otras jurisdicciones perderían recursos porque el dinero se sacarían del porcentaje de la coparticipación.

"No hay que pretender legislar a través de fallos judiciales", argumentó el gobernador de Salta en declaraciones a los periodistas que se encontraban en la puerta de la Casa de Entre Ríos, en la calle Suipacha al 800, a la espera del desarrollo de la reunión a la que aún debían llegar otros mandatarios provinciales. Y evaluó en $ 2.000 millones el impacto fiscal para su provincia. "Argentina no tiene destino si no nos ponemos de acuerdo", agregó.

"Mientras un ciudadano bonaerense recibe 6.007 pesos al año por coparticipación efectiva per cápita, otro de Mendoza recibe 11.587 pesos; el de Córdoba 14.370 pesos; el de Neuquén 15.265 pesos; el de Santa Fe 15.724; el de Jujuy 20.467; el de Santiago del estero 23.469: el de La Pampa 28.189; el de La Rioja 28.995 y el de Tierra del Fuego 41.984" señaló el ministro de Vidal. Un gobernador dijo que se habla mucho del soterramiento y todavía hay provincias inundadas.

De hecho, los únicos ausentes -sin contar al chubutense Mario Das Neves- fueron los más cercanos a Cristina Kirchner: el puntano Alberto Rodríguez Saá, que mantiene una alianza electoral con el kirchnerismo en San Luis, y la santacruceña Alicia Kirchner. Incluso, estaba previsto que si surgía un debate se lo frenara procurando "no mezclar los temas".

En ese sentido, Miranda manifestó que el planteo de la gobernadora Vidal "es muy perjudicial para las provincias, extremadamente perjudicial”".

Al encuentro de este jueves asistieron mandatarios de buena relación con la Casa Rosada (como el entrerriano Gustavo Bordet, el salteño Juan Manuel Urtubey, el chaqueño Domingo Peppo) y otros más ásperos (el pampeano Carlos Verna, el tucumano Juan Manzur, el formoseño Gildo Insfrán) pero tienen en común que ninguno de los presentes se mantiene leal a la expresidenta. El jefe de la bancada del FPV-PJ, Miguel Pichetto fue consultado por los gobernadores sobre cómo "plasmar" las ideas de redistribución en el Presupuesto 2018.