Alcalde de NY propone aumentar impuesto a ricos para reparar el metro

Ajustar Comentario Impresión

La medida, según De Blasio, generaría hasta 800 millones de dólares al año y afectaría al bolsillo de menos de un 1 % de la población de la Gran Manzana.

El gravamen aumentaría la tasa impositiva del impuesto sobre la renta de alrededor de 3,9 por ciento a 4,4 por ciento para las parejas casadas que ganan más de $1 millón al año y las personas que individualmente ganan más de $500,000, dijeron funcionarios municipales.

Según los cálculos del ayuntamiento, el nuevo impuesto solo afectaría a unos 32,000 neoyorquinos o un 0.8 % de la población de la ciudad.

"En lugar de pasar la factura a las familias trabajadoras y a los usuarios de metro y autobús que ya sufren la presión del aumento de las tarifas y un mal servicio, se está pidiendo a los más ricos de nuestra ciudad que aporten un poco más para ayudar a llevar nuestro sistema de transporte al siglo XXI", dijo De Blasio.

De acuerdo con el diario The New York Times, el anuncio del nuevo impuesto se produce ante la multitud de problemas que enfrenta el metro y las solicitudes de los líderes de la Autoridad Metropolitana de Transporte, quienes pidieron a De Blasio que proporcione más dinero para el sistema.

El alcalde Bill de Blasio volvió a la carga este domingo en el intercambio que mantiene con el gobernador Andrew Cuomo sobre la crisis del subway de la ciudad de Nueva York.

El plan incluye eliminar asientos a las líneas más congestionadas para dar cabida a más pasajeros, así como agregar vagones a otras y acelerar reparaciones de señales, lo que costaría más de 800 millones de dólares.

En plan presentado por Blasio utiliza parte del dinero recaudado entre los ricos para ofrecer bonos de transporte a gente que tiene menos recursos económicos.

Como resultado, el Concejo convocó una audiencia pública en la que pedirá explicaciones a la Autoridad, que administra todo el sistema de transporte, integrado por el metro, la Long Island Railroad, el Metro North y autobuses. La propuesta requeriría que la Administración De Blasio cubra con el 50% del costo del plan, según Lhota, que responde a Cuomo, ante lo cual, el alcalde se negó a comprometer los fondos de la ciudad.