Beber siempre (y poco) reduce el riesgo de — Diabetes

Ajustar Comentario Impresión

El estudio fue publicado en la revista Diabetología, una publicación de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, y confirma que el consumo frecuente de alcohol está asociado con un menor riesgo de diabetes tanto en hombres como en mujeres.

El estudio concluyó que el beber moderadamente 3 veces a la semana, reduce el riesgo de diabetes un 32% para las mujeres y un 27% en los hombres, en comparación con los que no beben.

Sin embargo, los estudios previos que examinaron el papel de los patrones de consumo de alcohol (número de días de consumo por semana en lugar de volumen) en relación con el riesgo de diabetes han dado resultados inconsistentes, y los estudios sobre los efectos de determinados tipos de bebidas tampoco son concluyentes. Liderado por Jane Tolstrup, del Instituto Nacional de Salud Pública de la Universidad de Dinamarca, la investigación le dio seguimiento por 5 años a los participantes.

Quienes ya habían sido diagnosticados de diabetes fueron excluidos, al igual que las mujeres que estaban embarazadas o que habían dado a luz recientemente (lo que probablemente daría lugar a un cambio en los hábitos de consumo de alcohol).

El estudio analizó las respuestas de 70 mil personas, quienes hablaron sobre su ingesta alcohólica para medir la frecuencia y la cantidad que bebían a la semana. En consumo de entre 1 y 6 cervezas a la semana reduce en un 21% el riesgo de diabetes en hombres, mientras que en las mujeres, esta bebida no se asoció con el riesgo de la enfermedad. Para las mujeres, el promedio fue de una ados copas semanales.

Los datos evaluados se ajustaron a diversos factores, como la edad, sexo, nivel de educación, índice de masa corporal, estado de tabaquismo, tipo de dieta y antecedentes familiares de diabetes. Después de los cinco años, 859 hombres y 887 mujeres desarrollaron diabetes. Se registró también que el menor riesgo de desarrollar la enfermedad ocurrió en quienes consumían cantidades moderadas de alcohol.

En muchas ocasiones nos han dicho que el consumo moderado de alcohol puede tener muchos beneficios para la salud. Los investigadores afirman que esto se debe al efecto positivo que tienen los polifenoles presentes en el vino, ya que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Para los hombres, la media de siete copas de vino por semana representaba un 30% menos de posibilidades de desarrollar diabetes.