Quintana se descarta para la general del Tour

Ajustar Comentario Impresión

Nairo Quintana no la volvió a pasar bien en la etapa 15 del Tour de Francia.

El recorrido entre Saint-Girons y Foix tuvo un total de 101 kilómetros. Seguramente su mente y su corazón presentían que sus fuerzas estaban llegando al límite, que no tenía con qué hacer frente a unos rivales que lo querían doblegar con sus energías enteras y resolvió entregarse sin temor alguno en una lucha descomunal para caer peleando, para mostrar su clase en una nueva ocasión antes de su ocaso.

El colombiano Nairo Quintana, que hoy recuperó casi dos minutos en la general del Tour de Francia tras ser segundo en la decimotercera etapa, aseguró que vuelve a pelear con los mejores y que no pierde la esperanza. Poco le queda por hacer a pesar de que en esta última semana queda montaña para dar y convidar en las cimas alpinas. "Él no debió correr el Giro si iba a ir al Tour, y Eusebio se está equivocando si pretende llevar a Nairo a la Vuelta", afirmó. El que se peleará como nunca el Giro 100 de la historia y el ritmo infernal de este Tour hicieron que la hazaña soñada fuera imposible.

"Nairo es un supercorredor".

Ahora el mejor representante colombiano en la ronda gala es Rigoberto Urán. El corredor antioqueño no ha mostrado hasta el momento ninguna señal de debilidad sino que por el contrario se ha visto que en los momentos de los ataques, que han sido frecuentes, es el primero en responder.

Quintana disputó el esprint final, pero fue aventajado en la línea de meta por el francés Warren Barguil, que se apuntó la victoria de etapa en la fiesta nacional de su país.

El colombiano vivirá mañana otra etapa tranquila antes de que el próximo miércoles comiencen los Pirineos.

Evidentemente Nairo tiene la rabia de haber perdido una oportunidad en el Tour más igualado de los últimos años.