Gana el Sí en plebiscito no vinculante de la oposición venezolana

Ajustar Comentario Impresión

La iniciativa, impulsada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es "plebiscito" ciudadano, voluntario, que se propone levantar imágenes del rechazo a la Constituyente impulsada por el Ejecutivo. Venezuela vive una fuerte convulsión con protestas que dejan 96 muertos desde el 1 de abril, y una de las peores crisis económicas de su historia, que asfixia a la población con severa escasez e inflación de tres dígitos.

Los garantes por la transparencia del proceso, compuestos por un grupo de rectores universitarios, dijeron que al gobierno le corresponde la seguridad de los venezolanos, pero señalaron que "ningún hecho aislado" va a empañar la fiesta democrática en la jornada.

"No conseguimos medicinas, cada vez alcanza para menos comida en la casa (...), votamos para sacarlos", dijo a AFP Tibisay Méndez, de 49 años, en el sureste capitalino.

"Sin embargo, consideró confuso el concepto de Gobierno de unidad nacional que plantea la última pregunta: "¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?"

El reto de la oposición es servirse del plebiscito para masificar la protesta y "fracturar al adversario" para "presionar una negociación que lleve a una oportunidad pacífica de cambio", según Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis.

Maduro ha desestimado la consulta, asegurando que solo el poder electoral puede organizar procesos electorales. También superaba los menos de cuatro millones y medio que se obtuvieron en la reforma de la Carta Magna de 2009 y que además era una cantidad más grande que la que obtuvo Nicolás Maduro cuando "supuestamente ganó".

Según el presidente, el evento fue un "río crecido" de gente. "No queremos ser Cuba, no queremos ser un país sin libertad", dijo el jefe del Parlamento, de mayoría opositora, Julio Borges, en el teatro Chacao, al este de Caracas, donde fueron anunciados los resultados.

Según el chavista Jorge Rodríguez, contaron cada 'sí' como un voto individual.

La consulta del sector derechista fue apoyada por la Organización de Estados Americanos (OEA), EE.UU. y algunos países de América Latina y Europa.

"Esto a pesar del saboteo de las autoridades gubernamentales y del Poder Electoral, de la carencia de recursos, del escaso tiempo en que ser realizó la consulta y del cerco comunicacional impuesto por el régimen", agregaron.

-A su juicio, al no ser una participación de elecciones formal, es poco menos de lo que sacó el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles en 2013 contra el presidente Nicolás Maduro, en las presidenciales. Miles de ciudadanos permanecían anoche en los centros de votación de todo el país, a la espera de que se conocieran los resultados de la consulta popular, mientras que otros se ubcaban en las afueras del centro de "totalización", en el municipio caraqueño de Chacao.