Sustituye Ivanka Trump a su padre en cumbre G20

Ajustar Comentario Impresión

Ivanka Trump, hija y asesora del presidente Donald Trump, ocupó brevemente el asiento de su padre en una reunión con otros líderes mundiales en la cumbre del G-20 en Hamburgo este sábado, según informaron varios medios.

Ivanka Trump, que es asesora en la Casa Blanca, se sentó en el lugar reservado para su padre en la mesa principal de la cumbre cuando el presidente de EE.UU.se ausentó temporalmente de la sesión plenaria para acudir a alguna de las bilaterales que tenía hoy previstas.

Trump twitteó el lunes: "Cuando salí de la sala de conferencias para reuniones cortas con Japón y otros países, le pedí a Ivanka que mantuviera mi asiento".

Durante una mesa nombrada "Asociación con África, Migración y Salud", Ivanka Trump tomó la silla de Donal Trump y estuvo al lado de la canciller alemana, Angela Merkel, y los presidentes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi Jinping.

A pesar de la explicación, las reacciones fueron inmediatas, sobre todo entre los que acusan a Trump de nepotismo por la implicación directa de su entorno familiar en la Administración del republicano. "Espero que no", preguntó Clinton a Trump en respuesta.

Trump sugirió que los comentarios en los medios serían muy distintos si las protagonistas de lo ocurrido hubieran sido su rival demócrata en las elecciones presidenciales, Hillary Clinton, y la hija de ésta, Chelsea. Esto generó críticas por parte de los que sintieron que la medida era inadecuada.

El presidente, poco antes de la sesión en la que lo suplió su hija, había manifestado que estaba orgulloso de ella. "Puede ser (que tenerme como padre sea) la única cosa mala que tiene", ironizó el Mandatario.

Ivanka, junto con el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y Merkel lanzaron el programa que promoverá el emprendimiento de las mujeres en los países en desarrollo.