Federer, otra vez a la final de Wimbledon

Ajustar Comentario Impresión

Federer, que podría conseguir este domingo su octavo título de Wimbledon, manifestó que lo que quiere hacer ahora es "descansar y jugar lo mejor posible" en la final.

El suizo Roger Federer tendrá mañana la oportunidad de conquistar su octavo Wimbledon y décimo noveno Grand Slam tras haber superado ayer en las semifinales del toneo londinense al checo Tomas Berdych por 7-6 (7-4), 7-6 (7-4) y 6-4.

Con esta victoria, Cilic se convirtió en el primer croata en arribar a una final después de que Goran Ivaisevic lo hiciera en 2001, y el único tenista que ha necesitado de 11 apariciones en el torneo para avanzar a su primera discusión del título.

Cilic, el rival de Federer en la final del próximo domingo, se deshizo del estadounidense Sam Querrey 6-7 (6), 6-4, 7-6 (3) y 7-5. "Casi no puedo creer que sea realidad otra vez", sostuvo el de Basilea, derrotar a Berdych en semifinales por 7-6 (4), 7-6 (4) y 6-4.

El tenista suizo, ex número uno del mundo, con 35 años, irá por su octavo título en Wimbledon y el número 19 de Grand Slam en su exitosa carrera, que suma 92 títulos de la ATP en total.

Ester Satorova, novia de Berdych, y los padres del jugador checo sufrían mientras tanto en el bando de Tomas, donde veían cada vez más lejos la reacción del jugador residente en Montecarlo. Cilic se recuperó de un primer set adverso para imponerse por 6-7 (6-8), 6-4, 7-6 (7-3) y 7-5 en un duelo entre dos grandes sacadores en el césped del All England Club.

Durante el desempate del primer set, con 6-6, una mujer cayó desmayada en la grada y tuvo que ser atendida durante tres minutos, antes de ser evacuada de la pista. El croata estuvo colosal en ese aspecto para amedrentar al cañonero californiano, verdugo en estos dos últimos años de los defensores del título (Novak Djokovic en 2016 y Andy Murray en esta edición).

"Sam estaba sacando con todo, con tremenda potencia", dijo Cilic. Setenta golpes ganadores y solo 21 errores no forzados, fortificaron su quinta victoria ante Querrey, que acabó con 46 ganadores, 26 errores no forzados y una escasa renta con su saque, solo 13 'aces'.