José Luis Rodríguez Zapatero visitó a Leopoldo López en su casa — Venezuela

Ajustar Comentario Impresión

López, exalcalde del municipio venezolano de Chacao (en el área metropolitana de Caracas), valoró la posición del Gobierno argentino, que desde su asunción en diciembre de 2015 acusó al Ejecutivo venezolano de Nicolás Maduro de vulnerar los derechos humanos.

Durante el diálogo telefónico, según el comunicado oficial, Macri expresó a López el deseo de que Venezuela "tenga nuevamente elecciones, que se respete la independencia de los poderes y se liberen a los presos políticos".

Desde su campaña electoral para acceder a la presidencia, Macri ha mantenido una postura crítica con el Gobierno venezolano.

López es el más emblemático de los 431 "presos políticos" que hay en el país según la ONG Foro Penal y la oposición, aunque el gobierno rechaza esa categoría, afirmando que son activistas encarcelados por conspiración o actos violencia.

Cuanta alegría sentí al ver a los hijos de Leopoldo abrazar a su padre y ver como Lilian no trinaba desesperada al no poder ver por meses a su esposo; cuanta alegría siento al saber que hoy los hijos de Leopoldo no deben gritar con su voz entrecortada a las afueras de Ramo Verde, sino que con dulces palabras le pueden decir al oído "Te amo".

El presidente Rajoy felicitó a López por encontrarse ya en su casa pero sobre todo "por el coraje mostrado durante su estancia en prisión".

De la conversación con Rajoy señaló: "conversaron sobre la situación actual, le agradeció sobre su posición firme sobre el tema venezolano".

"Sí, efectivamente la visita de Zapatero a Leopoldo fue el 12 de julio, pero los detalles los daré a conocer próximamente a través de una rueda de prensa", indicó Guevara, dirigente del partido opositor Voluntad Popular, fundado por López.

La medida se tomó luego de tres meses de manifestaciones contra el Gobierno, que han dejado 95 muertos y más de 1.400 heridos, entre los que se encuentran opositores, oficialistas, funcionarios de seguridad y transeúntes.