Un sacerdote llama a "levantarse en armas" contra la educación sexual

Ajustar Comentario Impresión

El sacerdote de Malargüe Jorge Gómez, más conocido como Padre Pato, intervino en la homilía de un nuevo aniversario de la declaración de la Independencia en el departamento sureño con una nueva frase que ronda el delirio o el delito.

Un taller de salud sexual y reproductiva, brindado por el Ministerio de Salud a estudiantes secundarios en Malargüe desató la ira de las autoridades religiosas.

"Usaron penes de madera para que le pongan el preservativo, aquí, todos los (alumnos) secundarios de nuestras escuelas. ¿Eso es educación sexual?".

Asimismo, en otra oportunidad generó polémica cuando en un sermón dijo que "violar la fe es diez mil veces más grave que la violación de una hija". Eso es una ofensa a Dios.

"¨Permítanme este mensaje, porque amo Malargúe, y amo la familia y tenemos que amarla todos", dijo el cura y luego invitó a los presentes a orar "pidiendo a Dios el perdón y la gracia".

También se lo recuerda por su opinión en casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, cuando aseguró que el religioso que viola a un menor "no debe ser juzgado por la ley de los hombres sino por la Iglesia, y puesto en penitencia". Son más de 25 las denuncias que investiga la Justicia y que tienen tras las rejas no sólo a dos curas y a una monja, sino a personal del establecimiento, quienes deberán esperar ahora el juicio en su contra.