Luis Almagro: Las dictaduras no caen por presión internacional

Ajustar Comentario Impresión

"El único diálogo posible con Venezuela es con la OEA, es la única que puede", dijo el diputado opositor venezolano Luis Florido al denunciar que el organismo tiene una deuda con su país.

El proyecto descrito por Sullivan como un "modesto paso" instaba al presidente Maduro a reconsiderar su convocatoria a una Asamblea Constituyente, a garantizar el respeto a los derechos humanos y a entablar un diálogo con la oposición facilitado por un grupo de países.

En la primera ocasión que México es anfitrión de una asamblea general de esta organización regional, indicó que nuestro país "ratifica su firme convicción de que los ideales y las aspiraciones que dieron origen a la Organización de los Estados Americanos, plasmados en la Carta de Bogotá tienen plena validez y absoluta vigencia".

"La clave del multilateralismo radica en la capacidad de enfrentar los problemas globales mediante acciones concertadas", dijo.

En medio de señalamientos de la oposición sobre supuestas prácticas electorales fraudulentas, así como de denuncias realizadas por organizaciones de la sociedad civil sobre presunto espionaje desde instancias del Gobierno de la República -mismas que ya rechazó la administración federal-, el mandatario presumió el "amplio y sólido" sistema de protección y defensa de derechos humanos en el país.

Estas palabras son hoy más vigentes que nunca, nos recuerdan que la mejor forma de defender los principios y valores que dan sustento a nuestra organización es hacerlos nuestros todos los días. "Por el contrario, la diversidad de nuestros países, en sus múltiples dimensiones, es una de nuestras mayores riquezas", agregó.

Mexico, enfatizó, entiende que la prosperidad no sólo debe ser como la capacidad de generar más y mejores oportunidades económicas, sino como "la voluntad y determinación de crear un auténtico bienestar compartido".

Expresó su confianza en que esta 47 Asamblea General de la OEA logrará resultados importantes a partir de un diálogo constructivo y de respeto mutuo.

En la 47ª Asamblea General de la OEA que se realiza en el balneario de Cancún, en el Caribe mexicano, Rodríguez y Sullivan se enfrascaron en un debate sobre la crisis política en Venezuela, tema dominante del encuentro en el que participan 34 delegaciones. La agenda se divide en cuatro pilares: democracia, derechos humanos, seguridad multidimensional y Desarrollo.

Agradeció a todos los países por el apoyo, y sobre todo al secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien catalogó como un gladiador de la democracia, que se han colocado del lado del pueblo.

El Primer Mandatario honró el compromiso con la OEA y resaltó que en el país se ha impulsado políticas pública innovadoras para superar la pobreza, erradicar el hambre y hacer realidad los derechos sociales de los ciudadanos.