Identificadas 24 de las 62 víctimas mortales del incendio de Portugal

Ajustar Comentario Impresión

Más de 2 mil efectivos luchan por apagar las llamas que consumieron la vida de al menos 62 personas y dejaron a otras 135 lesionadas.

En la isla turística de Madeira, donde el fuego causó tres muertos en agosto, 5.400 hectáreas fueron devoradas por las llamas en 2016 y unas 40 viviendas quedaron destruidas.

Cerca de 900 bomberos y 300 vehículos combatían por la tarde el fuego que se declaró el sábado por la tarde en la localidad de Pedrogao Grande, a unos 50 kilómetros de Coimbra, en la región de Leira, para extenderse después rápidamente por varios frentes.

Portugal decretó tres días de luto nacional a partir de este domingo, a raíz del incendio forestal más mortífero de su historia reciente, anunció el gobierno. Los policías han encontrado un árbol afectado por un rayo, algo que habría contribuido a acrecentar la dimensión del fuego.

En medio de altas temperaturas y fuertes vientos que hacían virar las llamas -que siguen sin control-, el incendio atrapó en la carretera a numerosas personas que trataban de huir. Según medios portugueses, al menos 30 personas murieron quemadas en el interior de sus vehículos.

El incendio en la región, escasamente poblada y dominada por pinos y eucaliptos, también destruyó decenas de casas.

El número de víctimas mortales del incendio que arrasa desde el sábado el centro de Portugal aumentó hoy a 64, según el último balance provisional de las autoridades, que informaron de que el 70 % del fuego está dominado.

Urbano de Sousa subrayó que hasta el momento no se tiene constancia de que existan extranjeros entre las víctimas, sin embargo, el gobierno de Francia confirmó que uno de sus ciudadanos habría muerto en el incendio.

De los 57 heridos, 6 de ellos se encuentran en grave estado, de acuerdo con los datos ofrecidos por Gomes, aún provisionales, sobre la mayor tragedia de estas características que se ha vivido en el país en los últimos años.