Debut exitoso del local Rusia — Copa Confederaciones

Ajustar Comentario Impresión

Rusia vivió un inicio inmejorable de su Copa Confederaciones al lograr un sólido triunfo por 2-0 ante Nueva Zelanda en el encuentro inaugural del certamen disputado este sábado en San Petersburgo.

No obstante, en el partido no hubo color para alegría del presidente ruso, Vladímir Putin, que acudió un estadio de fútbol por primera vez en prolongado tiempo y que estuvo acompañado en todo momento por el mayor dirigente de la FIFA, Gianni Infantino.

Los goles de la victoria fueron obra de Michael Boxall en propia portería, al minuto 31, y de Fedor Smolov, al 69.

"Cuando el presidente de tu país viene y pronuncia un discurso, esto te motiva", aseveró el técnico ruso Stanislav Cherchesov. "El fútbol puede unir naciones y continentes y afirmar los valores de la honestidad y el juego limpio", expresó antes de que Infantino ofreciera también unas palabras en ruso, lo que provocó los aplausos de los aficionados.

No tardaron en llegar las ocasiones en el primer tramo, pero Marinovic, con un estilo poco ortodoxo, mantuvo a flote a Nueva Zelanda, que aguantó como pudo la tormenta. La pelota picó y entró suavemente junto al palo. Pero los "Kiwis", inexpresivos durante todo el partido, jamás reaccionaron. Fiodor Smólov inició la jugada en el centro del campo y anotó el 2-0 al empujar el balón a la red tras una asistencia de Alexander Samedov.

En la segunda parte, los rusos arrancaron con la intención de cerrar cuanto antaño el partido y a los cuatro minutos de la reanudación Marínovic salvó a su equipo al despejar admirablemente el cabezazo de Poloz y el posterior rechace a bocajarro de Yerojin. Tras años de malos resultados, Rusia quiere volver a ser fuerte en casa.

Cristiano Ronaldo, la gran estrella de la Copa de las Confederaciones, entrará en acción en la segunda jornada del torneo, el domingo, liderando a Portugal en el choque contra México, mientras que la otra selección latinoamericana, Chile, se estrenará contra Camerún.