"Cuba denuncia descaro de Trump al revertir deshielo rodeado de "terroristas"

Ajustar Comentario Impresión

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció la tarde de este viernes la cancelación inmediata del acuerdo bilateral establecido por su antecesor, Barack Obama, alegando que el mismo solo enriquecía al régimen de los Castro.

"Aunque no dan marcha atrás del todo a la apertura de Obama, las acciones de Trump han devuelto las relaciones entre EEUU y Cuba a la prisión del pasado, reduciendo las perspectivas de reforma dentro de Cuba e ignorando las voces del pueblo cubano y la mayoría de estadounidenses simplemente para recompensar a un menguante grupo político" en EEUU, sentenció Rhodes.

"El presidente Trump nuevamente mal asesorado, que había perdido el voto en los condados de mayor residencia de cubanos, toma decisiones que favorecen intereses mezquinos y a un puñado de políticos", enfatizó Rodríguez.

'Hay una tendencia histórica, será en el gobierno del presidente Trump o será en el siguiente, pero no hay duda que la historia y la época obligarán a un gobierno de Estados Unidos a levantar el bloqueo y a normalizar las relaciones con Cuba', declaró el canciller cubano durante una conferencia de prensa celebrada en esta capital.

"El pueblo cubano disfruta de derechos y libertades fundamentales y exhibe logros de los que se siente orgulloso y que son una quimera para muchos países del mundo, incluyendo a los propios Estados Unidos", aseveró.

"Los Estados Unidos no están en condiciones de darnos lecciones", añade y manifiesta "serias preocupaciones" por el respeto y las garantías de los derechos humanos en ese país, donde cita "numerosos casos de asesinatos, brutalidad y abusos policiales, se explota el trabajo infantil, discriminación racial y se amenaza con imponer más restricciones a los servicios de salud".

"Estas personas no serán retornadas a los Estados Unidos que carece de base legal, política y moral para reclamarlas", manifestó el ministro. Asimismo, Rodríguez aseveró que "Cuba no realizará concesiones inherentes a su soberanía (...) como no lo ha hecho jamás a lo largo de su revolución".

El Gobierno de Cuba reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el Gobierno de los Estados Unidos.

Sostuvo que los cambios que sean necesarios en Cuba, como los que se están realizando ahora como parte del proceso de actualización del modelo económico y socialista de la isla, los "seguirá decidiendo soberanamente" el pueblo cubano.