Trump endureció los términos del acercamiento a Cuba

Ajustar Comentario Impresión

"Pienso que es un error porque la nueva política no sólo va a perjudicar a Cuba sino a los Estados Unidos, porque con Obama se abrió una vía para recomenzar las relaciones".

Los cubanos pudieron escuchar en vivo las palabras del presidente estadounidense en una inusual transmisión de la cadena de televisión venezolana Telesur.

El gobierno de Cuba rechazó hoy las medidas anunciadas por el presidente estadounidense Donald Trump que restringen la política de apertura hacia la isla caribeña, las cuales -aseguró- están destinadas al fracaso y no doblegarán al pueblo cubano.

En este sentido, el republicano dijo saben lo que está pasando en la isla y recuerdan lo que ha pasado, y que eso les lleva a cambiar su política hacia la isla. Los vuelos comerciales directos y los cruceros también continuarán.

Trump no llegará a romper los lazos diplomáticos que se restablecieron en 2015 después de más de cinco décadas de hostilidades.

De acuerdo con la Casa Blanca, la orden ejecutiva que el mandatario rubricó en Miami, en el sureño estado de Florida, se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y otros foros internacionales que piden el fin del cerco económico, comercial y financiero de más de medio siglo.

Si bien los cambios son de gran alcance, parecen menos ambiciosos de lo que muchos defensores del acercamiento habían temido.

En un evento, en el que rindió tributo a varios de los opositores cubanos, algunos de ellos presentes como Ángel de Fana, Cary Roque y Jorge Luis García Pérez, "Antunez", Trump enumeró las condiciones de su Gobierno para retomar el deshielo emprendido por su predecesor, el presidente Barack Obama. Estoy anunciando hoy una nueva política, como prometí durante la campaña. Las posiciones de los gobiernos de Estados Unidos, a no ser las tomadas por Obama, han sido de confrontación con Cuba.

El presidente cubano, Raúl Castro, indicó este año que la isla está dispuesta a continuar cooperando y negociando los asuntos bilaterales pendientes con el nuevo gobierno de Estados Unidos, pero advirtió que La Habana no realizaría concesiones inherentes a su soberanía para tener mejores relaciones con Washington.

El Gobierno de Cuba no hizo comentarios de inmediato sobre los anuncios, pero los cubanos en las calles se mostraron desanimados por la posibilidad de volver a un tiempo de relaciones más frías con su vecino.

Modesto Castaner, un excombatiente de la Bahía de Cochinos presente en el teatro, dijo a la AFP que está satisfecho de ver que "Trump está cumpliendo su promesa".

Venezuela, un aliado de Cuba en la región, dijo que el endurecimiento de las políticas estadounidenses hacia la isla es una "amenaza", mientras que México exhortó a Washington y La Habana a resolver sus diferencias mediante el diálogo.