Trump endurece y cancela el acuerdo unilateral de EU con Cuba

Ajustar Comentario Impresión

Así, Trump puso un freno al acercamiento con Cuba, la nueva orden ejecutiva restablece restricciones a los viajes de turismo y veta intercambios comerciales que beneficien a empresas ligadas a las fuerzas armadas cubanas.

Uno de los proyectos más criticado aunque tolerado que surgió en la isla desde el restablecimiento de las relaciones fue Cuba Posible, un grupo de estudios y revista digital con un amplio espacio de reflexión y diálogo sobre el futuro de la nación caribeña.

Con su nueva política "lo que hace es echar atrás el reloj de la historia y en su obsesión por el legado de -Barack- Obama, coloca de nuevo el debate como fue en 1958: La revolución contra el pasado batistiano", dijo Lesnik, quien fue amigo de Fidel Castro y luego se apartó de la revolución desilusionado por el rumbo que tomó con él.

A continuación, los principales puntos del anuncio hecho por el presidente Trump.

El grupo de Ferrer apoyó la apertura de Obama en diciembre de 2014, creyendo que el reconocimiento de Estados Unidos privaría al dictador Raúl Castro de su antigua excusa de la hostilidad yanqui por la represión política.

Otros cambios anunciados por la Casa Blanca incluyen la prohibición de los viajes individuales para hacer contactos con el pueblo cubano, conocidos en inglés como "people to people travel", y la posibilidad de auditoría a todos los estadounidenses que visiten Cuba para comprobar que no violan las sanciones de Estados Unidos.

Saúl Sánchez, agradeció la solidaridad de Trump y sus nuevas medidas, pero dijo que "el país no va a ser libre ni por Trump, ni por un presidente extranjero". Hasta el momento de hacer estas líneas no se conocen las reacciones del Gobierno cubano; pero es de prever que rechacen "cualquier intento de imponer a Cuba cómo debe conducir su política interna" y usen las presiones políticas para "demostrar que el imperialismo sigue agrediendo al pueblo cubano y justificar sus políticas antidemocráticas y represivas internas".

Ahora, bajo el nuevo Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional, el Departamento del Tesoro auditará tales justificaciones para viajar.

"La política emite elementos de disuasión, desestímulo y complicación de los mecanismos de viajes hacia Cuba".

Aún así, el gobierno de Cuba expresó que "reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso" con Estados Unidos.

Trump ha visitado Miami, la capital de la diáspora cubana, para reiterarle a un sector del exilio que cumple con una promesa de campaña que hizo en esta misma ciudad ante la Brigada 2506, compuesta por veteranos de guerra de Bahía de Cochinos que en 1961 arriesgaron sus vidas en una incursión a la isla, alentada y financiada por el gobierno de John F. Kennedy antes de que éste los abandonara a su suerte y perdieran toda esperanza de liberar a su país de un sistema comunista que ha sobrevivido a muchos de ellos. "Para nosotros la normalización tiene que pasar por eliminar el bloqueo económico, devolver el territorio ocupado por la base naval de Guantánamo, la no injerencia en los asuntos internos, entre otros temas" dijo Suárez.

Trump tampoco revertirá la decisión de Obama de poner fin a la política de "pies mojados, pies secos" que permitía a los migrantes cubanos que llegaban a Estados Unidos permanecer en el país y eventualmente convertirse en residentes permanentes legales.

Aunque varios conservadores anticastristas elogiaron el retroceso parcial de Trump, otros miembros del Partido Republicano (particularmente de los estados "granjeros”) tachan la decisión de equivocada y aislacionista, e instan a Trump a aliviar las barreras con La Habana para impulsar el comercio y crear empleos en ambos países".