Rusia critica la nueva política de EEUU en relación a Cuba

Ajustar Comentario Impresión

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy la cancelación con efecto inmediato del acuerdo con Cuba impulsado por su predecesor, Barack Obama.

El mandatario estadounidense anunció que se tomarán medidas para restringir viajes de estadounidenses, flujo de dólares a Cuba y otras medidas, y llamó a un nuevo acuerdo con la isla.

Señala además que Cuba con sus modestos recursos ha contribuido también a la mejoría de los derechos humanos en muchos lugares del mundo, a pesar de las limitaciones que le impone su condición de país bloqueado.

"Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962", dijo un comunicado difundido por las autoridades a través de los medios de comunicación estatales.

El Mandatario norteamericano también exhortó a que se liberen los presos políticos, se legalicen todos los partidos y se realicen elecciones libres con el acompañamiento de la comunidad internacional.

Los cambios que permanecerán son la embajada de Estados Unidos en La Habana, no se prohibirán los vuelos comerciales, ni los cruceros, no se restituye la política de pies secos y pies mojados, que antes permitía a los cubanos entrar sin visa a Estados Unidos y convertirse en residentes legales. "El endurecimiento de las políticas no provoca sino daños al pueblo cubano", ha añadido. Tampoco se cortará el envío de remesas a Cuba.

"Tengo un 85 por ciento de turismo estadounidense, para mí esto es devastador".

"La política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados dentro de EE.UU. y otros foros internacionales para acabar con él", indicó la Casa Blanca en un comunicado mientras Trump anunciaba el cambio de política en Miami (Florida). Esto ya que los vuelos de ciudadanos estadounidenses a Cuba alcanzaron los 285.000 viajes sólo en los primeros meses de 2017. Es probable que estas medidas tengan un impacto significativo en los viajeros estadounidenses debido al papel dominante en la economía cubana del Grupo de Administración Empresarial SA, conocido como GAESA, un conglomerado estatal afiliado al Ejército.

El levantamiento del embargo es algo que sólo puede decidir el Congreso de Estados Unidos, controlado ahora por los republicanos en ambas Cámaras.