Protestas en Ayuntamiento de Kensington por incendio de edificio

Ajustar Comentario Impresión

"Cincuenta y ocho personas, según nuestras informaciones, se hallaban en la torre Grenfell esa noche" y no sobrevivieron, declaró a la prensa Stuart Cundy, alto responsable de la policía de Londres, a la prensa.

Los 30 muertos confirmados hasta ahora formarían por lo tanto parte de este nuevo saldo.

Los medios más mesurados señalaron que el número de víctimas fatales podría aumentar a 100, una vez que los cuerpos de rescate inspeccionen la endeble estructura de metal que quedó prácticamente carbonizada.

En el siniestro ocurrido en la madrugada del 14 de junio, en la torre Grenfell, un bloque de 24 plantas y 120 viviendas, situado al oeste de la capital, 76 personas están ahora "desaparecidas", según las estimaciones de los medios.

Paralelamente, también entre fuerte vigilancia policial, se desarrolla otra protesta cerca del 10 de Downing Street, residencia y despacho oficiales de la primera ministra, Theresa May, y otra más en las inmediaciones de la calcinada torre Grenfell.

La mandataria también reconoció que el apoyo inicial brindado a las familias fue "insuficiente" y anunció el despliegue de más personal en el lugar de los hechos.

Al tiempo que las condiciones de seguridad con las que contaba el edificio están siendo duramente cuestionadas, Cundy remarcó que "en estos momentos, no hay nada que sugiera que el fuego fue provocado deliberadamente" y corroboró los peores presagios: que "tristemente" no esperan "encontrar más supervivientes" en su interior.

Sin embargo, la policía señaló que "muchas víctimas no podrán ser identificadas" debido a la ferocidad del incendio que habría alcanzado temperaturas de hasta 1000 grados centígrados.

Tras los disturbios en el barrio donde ocurrió el incendio, y las críticas a la reacción del gobierno conservador, la reina Isabel II llamó a la unidad nacional. "Este es tradicionalmente un día de fiesta", dijo en un mensaje de tono inhabitual coincidiendo con las celebraciones por su 91º cumpleaños.

"Unidos en la tristeza, estamos igualmente determinados, sin temor ni favor, a apoyar a los que reconstruyen sus vidas tan horriblemente tocadas por la herida o la pérdida", agregó.