Portugal y México salen a la cancha — Dirige Pitana

Ajustar Comentario Impresión

"De hecho nosotros tuvimos la oportunidad del 2-0, muchas opciones, pero el equipo de México corrió con fortuna, metió el 1-1, tuvimos más control, recortamos espacios y estoy contento con el juego del equipo".

Juan Carlos Osorio se le nota motivado y eso quiere transmitir a su Tri para competirle al tú por tú al monarca de Europa, Portugal.

Con este resultado, Portugal y México se quedan con una unidad en el segundo lugar, tras Rusia que derrotó a Nueva Zelanda en el estreno del Grupo A. Destacó el buen trabajo de sus pupilos frente a atacantes de máximo nivel como Cristiano Ronaldo, Ricardo Quaresma y Nani.

"Estamos todos con Portugal", dijo Infantino a su llegada a la Arena Kazán. Un centro de Moutinho lo remató Pepe y cuando todo el equipo portugués celebraba el tanto el árbitro argentino Néstor Pitana pidió la ayuda del VAR (Vídeo de Asistencia al Árbitro).

México no aparecía, tenía la pelota pero no tenía pegada.

Justamente cuando Portugal comenzaba a ser más peligroso, México igualó el marcador.

Fue entonces cuando los lusitanos comenzaron a mantener la posesión y pusieron en peligro, en más de una ocasión, al cuadro nacional, que incluso pudo haber sufrido el segundo por conducto de un autgol, luego de un pésimo rechace con la cabeza de Carlos Salcedo. De sus pies iban a nacer las mejores jugadas aztecas, la primera con un gran centro a Chicharito.

Antes de empezar el encuentro, los dos equipos y el público guardaron un minuto de silencio por los más de 60 fallecidos en el trágico incendio desatado este sábado en el municipio luso de Pedrógão Grande, calificado como "la mayor tragedia de víctimas humanas" de los últimos tiempos en Portugal. Un empate que era justo en el marcador.

En el primer tiempo, el videoarbitraje cobró protagonismo por primera vez en la Copa. Cedric aprovechó un mal rechace en el área y un desvío en su disparo para poner el 2-1, en el corazón del área mexicana.

Pero el juego era de locos y quedaba más.

Pero México no se dio por vencido, peleó con el corazón hasta el último momento y empató el juego gracias a Héctor Moreno, al minuto 90, con un remate de cabeza.