Movimiento Venezuela-Cuba rechaza acciones de Trump en contra de la isla

Ajustar Comentario Impresión

La administración Trump ordenó el fin de los viajes "pueblo a pueblo individual", que permitían a los ciudadanos estadounidenses trasladarse a Cuba sin el auspicio de una organización. Tampoco se cancelarán vuelos y cruceros comerciales, aunque habrá un mayor control para regular estos viajes de estadounidenses a ese país.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó desde Miami un decreto con el que suspende unilateralmente el acuerdo de la Administración pasada con Cuba.

"Maduro recordó que fue el propio Trump quien prometió en sus palabras de asunción que se dedicaría exclusivamente a los problemas internos de los estadounidenses, para resolver la grave situación socio económica, y no meterse en asuntos de otros países, con lo cual prometía que no iba a llevar la guerra al mundo. ¿No lo ofreció en su campaña?", acotó, recordando que el propio Trump dijo que no se iba a meter en políticas intervencionistas y cambio de gobiernos como sucedió en Irak y Libia, donde calificó a ese regímenes actuales como fracasos evidentes.

"Yo llamo a la unión, a la movilización de la conciencia de los pueblos y movimientos populares de América Latina y el Caribe en solidaridad con Cuba, la de la dignidad, con el presidente Raúl Castro y la Revolución Cubana fundada por el comandante Fidel Castro". Además, prevé prohibir los viajes particulares a la isla.

- Trump anula la directiva emitida por Obama en octubre de 2016, en la que formalizaba sus cambios de política hacia Cuba y establecía la responsabilidad de cada agencia gubernamental en la nueva era de la relación bilateral.

La disidencia interna se mostró dividida sobre las nuevas medidas, que incluyen un veto a los negocios con empresas isleñas controladas por las Fuerzas Armadas cubanas, estamento que domina un alto porcentaje de la economía del país y sus sectores estratégicos, entre ellos el turismo.

Sin embargo, el coctel de medidas planeadas no le va a hacer un daño económico mayúsculo a la dictadura cubana, y le dará al régimen nueva munición para proclamarse una víctima de la "agresión yanqui".

- El secretario de Estado deberá entregar, en un plazo de tiempo no especificado, un informe a Trump en el que evalúe si el Gobierno cubano ha hecho avances democráticos, y revise los casos de "abusos de derechos humanos" en el país.

La XXIII Convención Brasileña de Solidaridad con Cuba refutó la nueva política hacia esa nacion caribeña anunciada por el inquilino de la Casa Blanca, Donad Trump, la cual hostilizará aún más al pueblo cubano. Agregó que no mantendrá el proceso de normalización con Cuba iniciado en diciembre de 2014 por el expresidente estadounidense Barack Obama. Mientras, los presentes gritaban: "Trump sí, Castro no".