Layún ve a Portugal como favorito en la Confederaciones

Ajustar Comentario Impresión

Dominó la cautela: los periodistas que siguen a la selección lusa tomaron con pinzas el "bombazo" de "A Bola" y "Record", los diarios deportivos de mayor tirada en Portugal, según los cuales Cristiano Ronaldo tiene tomada la decisión de dejar España al sentirse atacado por la denuncia presentada contra él por fraude fiscal. En el entrenamiento, todos los periodistas le buscarán con la mirada para tratar de adivinar su estado de ánimo y su determinación para llegar hasta las últimas consecuencias. En este campeonato, Portugal chocará con México el domingo, en el debut de ambas selecciones, por el Grupo A, que integran también Rusia y Nueva Zelanda, que se enfrentan en la inauguración del sábado.

Pero tras disputar las seis fechas del Hexagonal Final de CONCACAF, el Tri entra en pausa mundialista hasta el 1 de septiembre cuando el equipo de Osorio reanude su participación ante Panamá.

"Tenemos que estar convencidos del planteamiento que decida el técnico, una vez que Osorio tenga todo definido nosotros tenemos que confiar ciegamente en ese trabajo que estamos realizando", advirtió. "Tienen muchos jugadores buenos y experimentados", dijo el defensa mexicano Miguel Layún.

A priori, los dos equipos que se enfrentarán en el espléndido Kazán Arena son los favoritos del Grupo A para pasar a las semifinales del torneo, con el permiso de la anfitriona Rusia.

Este medio también señala que el semblante de Cristiano en este mural está inspirado en un polémico guiño que dedicó al banquillo de su selección en el partido de cuartos de final del Mundial de Alemania 2006 que disputaba frente a Inglaterra. Al lado de Ronaldo estarán probablemente José Fonte y Alves en el centro de la zaga; en los laterales Guerreiro y Soares; mientras en el centro estarán el experimentado Joao Moutinho, el barcelonista André Gomes y el habilidoso y explosivo extremo zurdo Martins.

Veremos cómo es que el estratega nacional Juan Carlos Osorio neutraliza a CR7, acto que ni los mejores técnicos del mundo han podido hacer a lo largo de esta campaña.