La Policía eleva a 58 los muertos en el incendio de Londres

Ajustar Comentario Impresión

Stuart Cundy, comandante de la Policía Metropolitana de Londres (Met), dijo a los medios de comunicación, que el número de muertos puede aumentar mientras los bomberos siguen trabajando en el edificio, prácticamente en ruinas por el devastador incendio.

Por otro lado, continúa la investigación sobre el desencadenamiento del siniestro aunque descartan que haya sido intencional.

Al tiempo que las condiciones de seguridad con las que contaba el edificio están siendo duramente cuestionadas, Cundy remarcó que "en estos momentos, no hay nada que sugiera que el fuego fue provocado deliberadamente" y corroboró los peores presagios: que "tristemente" no esperan "encontrar más supervivientes" en su interior.

La madrugada del miércoles pasado, un incendio devoró la Torre Grenfell, de 24 pisos y donde habitaban entre 400 y 600 personas, muchas de las cuales quedaron atrapadas en el edificio.

Qureshi, uno de los cientos de voluntarios que se acercaron a ayudar a los sobrevivientes del incendio, resaltó que todos allí están seguros que son cientos las personas que murieron y que hay familias enteras desaparecidas.

En una visita no anunciada, se desplazaron este viernes la reina Isabel II y el duque de Cambridge hasta la zona afectada, donde la monarca y su nieto -segundo en la sucesión al trono británico- visitaron un centro polideportivo comunitario, habilitado para asistir a los afectados por el fuego.

Muchos de los residentes que hablaron con CNN estaba enojados por la decisión de la primera ministra de no reunirse con las víctimas cuando estuvo en el lugar el jueves.

El oficial también dio la primera identificación oficial de uno de los fallecidos en el incendio. El ministro de Comunidades británico, el conservador Sajid Javid, aseguró hoy que el Gobierno "hará lo que haga falta" y adoptará medidas inmediatas a fin de socorrer a los afectados.

Los manifestantes en Kensington y Chelsea reclamaron respuestas de las autoridades en relación a la tragedia.

El servicio de salud pública dio a conocer que 19 víctimas permanecían hospitalizadas y 10 de ellas en estado crítico.