Aumenta a 58 el número de víctimas en el incendio de Londres

Ajustar Comentario Impresión

Para el sábado, las autoridades habían confirmado 30 muertes y que había 28 desaparecidos que presumiblemente también habían fallecido.

El comandante de la policía Stuart Cundy advirtió que; la cifra "podría aumentar" y que completar la operación de búsqueda y rescate puede demorar semanas.

El edificio de apartamentos sociales pertenecía al distrito y estaba gestionado por su organismo de vivienda, la Kensington and Chelsea Tenant Management Organisation (KCTMO).

Los medios británicos hablan de hasta 70 desaparecidos.

La mandataria también reconoció que el apoyo inicial brindado a las familias fue "insuficiente" y anunció el despliegue de más personal en el lugar de los hechos.

Qureshi, uno de los cientos de voluntarios que se acercaron a ayudar a los sobrevivientes del incendio, resaltó que todos allí están seguros que son cientos las personas que murieron y que hay familias enteras desaparecidas.

Según el servicio de salud pública NHS, 19 víctimas permanecían hospitalizadas, 10 de ellas en estado crítico.

Las causas del incendio se desconocen y se teme que algunas víctimas nunca sean identificadas por las altas temperaturas alcanzadas. Tras conversar con víctimas y organizadores de la comunidad en su residencia oficial.

'La historia de dos líderes', afirmaba este sábado el Daily Mirror publicando en portada las dos fotografías, mientras que el Times subrayaba que la primera ministra se rodeó de fuerte protección policial durante su visita.

Los manifestantes reprochan a las autoridades locales que no escuchasen sus alertas sobre la seguridad del edificio de 24 plantas, porque provenían de una población mayoritariamente modesta.

Muchos denunciaron que no había salidas de emergencia, ni extintores, ni alarmas antiincendios. Sin embargo, con el paso de los días se encontraron otros 30 cadáveres. Se han recaudado más de 3 millones de libras para las víctimas, así como ropa y alimentos.

Tras los disturbios en el barrio donde ocurrió el incendio, y las críticas a la reacción del gobierno conservador, la reina Isabel II llamó a la unidad nacional.

'Este es tradicionalmente un día de fiesta', dijo la soberana en un mensaje de tono inhabitual coincidiendo con las celebraciones por su 91º cumpleaños.

Los embajadores de Etiopía y Marruecos en el Reino Unido afirmaron hoy, por separado, que podría haber varias víctimas de esas nacionalidades en el incendio del miércoles, que se propagó con extraordinaria rapidez por la fachada del edificio.