Trump frena deshielo con Cuba

Ajustar Comentario Impresión

- El Gobierno de Trump apoya el embargo a Cuba, que Obama había pedido levantar al Congreso.

La nueva política prohíbe la mayoría de las transacciones comerciales de EEUU con el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) -un conglomerado militar involucrado en todos los sectores de la economía-, pero con algunas excepciones, como viajes aéreos y marítimos, lo que protegerá a aerolíneas y cruceros.

Al mismo tiempo se mantienen las relaciones diplomáticas y las embajadas, la Ley de Ajuste Cubano, no se restablece la política de pies secos/mojados, y continuarán las remesas y los viajes de la comunidad cubano-americana. "Para ser una voz contra la represión" que ha sufrido el pueblo cubano por casi seis décadas, aseguró Trump, durante su presentación en el teatro, en un mensaje que dio en la yema del gusto a opositores y congresistas cubano-estadounidenses presentes en el acto, como Mario Díaz-Balart.

En una carta enviada esta semana a la hija mayor y asesora del Presidente, Ivanka Trump, un grupo de 55 emprendedoras cubanas le advirtieron que "un retroceso en las relaciones (entre Cuba y Estados Unidos) traería consigo la quiebra de muchos (...) negocios" privados y el "sufrimiento de todas las familias que de ellos dependen".

En tanto, estudiantes, trabajadores y pueblo en general expresaron a Radio Reloj, que ante las amenazas del presidente de los Estados Unidos, Cuba saldrá victoriosa en esta nueva maniobra, al tener como paradigmas a José Martí y al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

El Gobierno cubano dio la callada por respuesta a la decisión del presidente de EU Donald Trump, de retroceder en el acercamiento bilateral con nuevas restricciones al comercio y los viajes que sumieron en la desolación al sector cuentapropista, uno de los más beneficiados por el "deshielo". Sin embargo, estas medidas adoptadas por Trump no entrarán en vigor hasta que el Departamento del Tesoro cambie sus regulaciones al respecto.

Igual derogó la Directiva Presidencial de "Política Normalización de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba", emitida por el presidente Barack Obama el 14 de octubre de 2014 y que, entre otras cosas, reconocía la necesidad de eliminar el bloqueo norteamericano sobre la isla.

Durante la campaña electoral, Trump prometió a los exiliados anticastristas de Miami que iba a dar marcha atrás a la política de apertura de Obama hacia Cuba.

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que indica que ambos líderes trataron sobre "la nueva política de Estados Unidos sobre Cuba" y acerca de "la terrible situación en Venezuela" indicó el escrito.

17 de junio de 2017, 13:29Caracas, 17 jun (PL) El vicepresidente venezolano Tareck El Aissami destacó hoy la firme decisión del pueblo de Cuba de mantener las conquistas alcanzadas tras el triunfo de la Revolución en 1959, frente a la agresiva política del actual gobierno estadounidense.

"El anuncio de Trump para endurecer relaciones con Cuba liquida esperanzas de que su gobierno fuera positivo para América Latina".

Para esta trabajadora por cuenta propia, el hecho de que se restrinjan de nuevo las condiciones en que los estadounidenses pueden viajar a Cuba "a personas como yo nos está poniendo más difícil la formula de trabajo y de crecimiento".

Un acercamiento con Estados Unidos también podría ayudar a marginar a los aliados cubanos izquierdistas como Venezuela, que provee a la isla de petróleo con descuento.

La equivocación de Trump es histórica no sólo porque revierte una política destacada de la administración Obama, sino porque es un reflejo más de que el presidente del país más poderoso del mundo no comprende el liderazgo que debe desempeñar en una coyuntura como la que atraviesa la población mundial en la actualidad.