The Washington Post filtra ilegalmente presunta investigación contra Trump

Ajustar Comentario Impresión

"Caza de brujas", escribió Trump en un mensaje de Twitter que deja muchos interrogantes.

I am being investigated for firing the FBI Director by the man who told me to fire the FBI Director!

Según asesores de Trump, el enfado del mandatario norteamericano es tal que grita ante los televisores de la Casa Blanca, que cubren la investigación lanzada contra él, sintiéndose blanco de un "conspiración" para desacreditarlo y poner fin a su presidencia.

El presidente no da ningún nombre, pero su comentario llega después de que este jueves, en la misma red social, se mostrara enfurecido y tachara de "falsa" la información de que el fiscal especial Robert Mueller está investigándolo por posible obstrucción a la Justicia.

The Washington Post reportó el miércoles que incluye una pesquisa sobre si Trump intentó obstruir la justicia al despedir a Comey.

El magnate sería investigado por obstrucción a la justicia.

"Referimos todas las preguntas sobre esta investigación al abogado del presidente", Marc Kasowitz, dijo la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en una conferencia de prensa.

De acuerdo con el presidente "a pesar de la falsa cacería de brujas que se desarrolla en Estados Unidos, la economía y el empleo están muy bien".

El exdirector del FBI James Comey, despedido por Trump el pasado 9 de mayo y que estaba antes a cargo de la investigación sobre Rusia, garantizó al presidente que él no formaba parte de la pesquisa, aunque que sí afectaba a parte del entorno del mandatario.

"Han creado una falsa confabulación con la historia de los rusos, no han encontrado ninguna prueba, así que ahora van por obstrucción de justicia en la falsa historia".

El tuit de Trump de este viernes es la primera confirmación oficial de que lo investigan sobre las razones por las que despidió a Comey el mes pasado. "Cacería de brujas" fue lo que publicó.

Aun así, en una entrevista poco después del despido, Trump reconoció que había decidido cesar al director del FBI por "el asunto ruso", y dijo que lo hubiera hecho igualmente, incluso sin la carta de Rosenstein que inicialmente señalaba como motivo a la forma en que Comey gestionó la investigación sobre el servidor de correo de Hillary Clinton.

El investigador especial nombrado por el Departamento de Justicia para el caso es Robert Mueller.