Senadores de EE.UU. lamentan retroceso en política hacia Cuba

Ajustar Comentario Impresión

En su discurso para anunciar la nueva política de EE.UU. hacia Cuba, Trump aseguró que Cuba sufre desde "hace décadas" al régimen de los Castro, pero que eso no debe repetirse en Venezuela.

"No todo lo que Trump hace es equivocado", aseveró Montaner sobre el presidente estadounidense, quien este viernes dio a conocer la nueva política de EE.UU. hacia Cuba.

Disidentes y activistas como Rosa María Payá y José "Antúnez" García Pérez, así como los veteranos de la invasión de la Bahía de Cochinos, estuvieron presentes en el teatro Artime en la Pequeña Habana.

En lo que constituye un retroceso en las relaciones entre los dos países, Trump pronunció un discurso y firmó en el propio acto una directiva de política denominada "Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba" disponiendo la eliminación de los intercambios educacionales "pueblo a pueblo" a título individual y una mayor fiscalización de los viajeros estadounidenses a Cuba, así como la prohibición de las transacciones económicas, comerciales y financieras de compañías norteamericanas con empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad, todo ello con el pretendido objetivo de privarnos de ingresos.

En el centro de los cambios que impulsará Trump se encuentra impedir de manera efectiva toda posibilidad de turismo estadounidense en la isla y tratar de que no lleguen dólares al Gobierno de Castro.

Pero las relaciones diplomáticas se mantienen y los cubanos conservan su derecho de viajar y enviar remesas.

Esta nueva política no revierte en los hechos el acercamiento iniciado por Washington y La Habana en diciembre de 2014, sino que endurece sus términos.

Ahora, "Trump está agregando dientes a la política anterior de Obama", dijo Sánchez.

Trump ganó las elecciones en gran parte gracias al voto de los floridanos, en el que tuvo un papel crucial el apoyo de los cubanoestadounidenses.

Dirigentes de la disidencia radical acogieron con beneplácito el endurecimiento de la política de Donald Trump hacia Cuba, pero líderes moderados consideraron este sábado que es una política condenada al "fracaso".

"Lo que hizo Obama fue prácticamente todo en beneficio de los Castro, ¿pero a cambio de qué?", dijo el veterano de 75 años.

Asimismo, Trump anunció la "cancelación" de la política de Barack Obama hacia Cuba y se mostró dispuesto a negociar "un acuerdo mejor" con la isla, pero solo si hay avances "concretos" para la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "prisioneros políticos".

"Ya es oficial: estos son los nuevo enemigos de la política exterior estadounidense. Cuídense!", escribió José Ramón Cabañas en Twitter, junto a una fotografía de turistas paseando en La Habana.