Rusia gana a Nueva Zelanda en el estreno de la Copa Confederaciones

Ajustar Comentario Impresión

Se puso a rodar la pelota en la Copa Confederaciones FIFA 2017, y la selección anfitriona debutó con un triunfo sobre Nueva Zelanda por marcador de 2-0 en el estreno del Estadio San Petersburgo, el cual tuvo un costo de construcción superior a los mil millones de euros.

Con este resultado, Rusia es líder momentáneo del Grupo A con 3 unidades, a reserva de lo que hagan mañana Portugal y México en su partido.

Vladimir Putin y Gianni Infantino dieron los discursos antes del inicio del juego entre Rusia y Nueva Zelanda.

A los 25' Dzhikiia sacó un zurdazo potente que Marinovic mandó al tiro de esquina, y seis minutos después (31') en un error en la salida de Nueva Zelanda cayó el primer gol de Rusia.

Con tanta presión era cuestión de tiempo para que llegara el segundo tanto.

En la segunda mitad, un gran contra taque ruso terminó casi en el segundo para lo locales. Ya en la etapa complementaria, la tónica siguió igual: Rusia atacando, Nueva Zelanda defendiéndose.

"Es una excelente manera de que los chicos sean vistos en una escena internacional ante algunos de los mejores jugadores del mundo", añadió Doyle tras entrenar en el Petrovsky Stadium de San Petersburgo.

Ante la lesión de Dzyuba, el delantero del Zenit, Cherchésov duda si jugar con un solo futbolista en punta o introducir al veterano Bujárov, ya descartado para el futbol internacional, pero que ha tenido una buena temporada en Rostov.

Por un lado, para los rusos será la primera ocasión que participan en una Confederaciones y la enfrentan con la misión de agradar a su público; además, tienen la consigna de prepararse lo mejor posible para la Copa del Mundo que albergarán el próximo año.

Los "All Whites", como son conocidos, en contraposición al mítico equipo de rugby "All Blacks", han crecido en los últimos años, como se pudo ver en el Mundial de Sudáfrica en el que acabaron invictos en un grupo que incluía a Italia, Paraguay y Eslovaquia. Hudson, que reconoció su admiración por el portugués José Mouninho, destacó a Smólov como el más peligroso jugador rival, pero aseguró que su equipo no ha venido a hacer la Haka, sino a ganar a sus rivales.