Putin inaugurará Copa Confederaciones con partido entre Rusia y Nueva Zelanda

Ajustar Comentario Impresión

Además, adelantó que los partidos contarán con más tiempo de descuento, ya que los árbitros han recibido la orden de controlar mejor el tiempo que se pierde en la celebración de los goles, las sustituciones y las lesiones.

Rusia y Nueva Zelanda se enfrentarán este sábado en San Petersburgo en el partido inaugural de la Copa de las Confederaciones-2017, que servirá para medir la capacidad del país europeo y el entusiasmo de su población a un año del inicio del Mundial.

También mencionó que los porteros sólo pueden retener el balón por un máximo de seis segundos, regla que es infringida continuamente. "Pero es indudable la calidad de jugadores que tiene muchos de los cuales conozco desde que eran unos niños y siento que está generación tiene la posibilidad de triunfar en grande", señaló.

En el centro de prácticas del Rubin Kazan, que se encuentra a las afueras de la ciudad, Portugal comenzó a preparar el embate de domingo con México, en un encuentro en el que Fernando Santos debe poder contar con Pepe y Cédric Soares.

Yo recuerdo bien por ejemplo al "Bolillo" Gómez, actual técnico de Panamá, que entonces dirigía a la selección de Ecuador, cuando el equipo mexicano le ganó en la Copa América, salió diciendo que no le preocupaba este torneo, que su preocupación única era eliminatoria y el Mundial, y como le fuera en el Mundial, ahí después hablamos, "yo la Copa América la tomo por compromiso", recuerdo bien aquellas palabras que no cayeron bien entre los directivos ecuatorianos, pero lo sostuvieron hasta que ya no dio resultados. En caso de que ésta persista, la siguiente medida será la suspensión del partido hasta que los aficionados cambien su comportamiento. De no ser así, los árbitros podrán finalizar los encuentros y abandonar el campo.

Como campeón de la CONCACAF, México volverá a estar presente en este certamen después de haber tenido un deplorable papel en la edición Brasil 2015.

El Tri debutará el domingo ante Portugal, para luego ir contra Nueva Zelanda, el 21 en Sochi, y retará al local Rusia, el 24, otra vez en Kazán, en una fase de grupos en la que el equipo necesitará mostrar autoridad para ser superior a los neozelandeses, en teoría destinados al último lugar, y derrotar o a los portugueses o a los rusos para acceder a la semifinal.